Ourense

El Concello asegura la ayuda a domicilio “por ser esencial"

Ourense

Ourense

El Concello asegura la ayuda a domicilio “por ser esencial"

Horas que no se pueden facturar o retrasos en los pagos, quejas de la concesionaria, según CC.OO.

La polémica vuelve a rodear a la concesión del servicio de ayuda a domicilio en el Concello de Ourense, cuya prestación languidece con un contrato caducado desde hace meses y cuya renovación tardará en producirse tras ratificarse la semana pasada que el concurso convocado quedó desierto al no encontrarle interés ninguna empresa.

Tras diferentes amagos desde hace un año, CC.OO. advertía este jueves de que la concesionaria, Sacyr, le había comunicado oficialmente al Concello que el 30 de noviembre dejaría de prestar el servicio, por motivos como una deuda pendiente de casi 1,2 millones de euros y la imposibilidad de facturar hasta 17.000 horas, extremos que reconocen en el gobierno municipal, aunque dejando claro en todo momento que la cobertura a los usuarios está garantizada "al tratarse de un servicio esencial", apunta la edil de Asuntos Sociais, Eugenia Díaz Abella.

"Sí que se están retrasando los pagos, pero los estamos agilizando lo máximo posible", asegura la concejala del PP, explicando que ya se han mantenido diferentes reuniones con responsables de la empresa Sacyr para blindar el servicio.

En relación a la imposibilidad de facturas las horas que no se prestan al pedir usuarios la suspensión temporal por motivos como irse fuera de la ciudad o ingresar en el hospital, Díaz Abella apunta que "esas condiciones ya se conocían y que solo pagamos por hora trabajada, lo que se debe hacer con dinero público".

Esto, no obstante, fue replicado por CC.OO., asegurando que en otras ciudades gallegas como Lugo sí se abonan esas horas, a un precio incluso mayor. "Que reconsideren iso e non sigan coa mesma político", apunta el sindicato.

La clave de la vuelta a la normalidad del servicio pasa por licitar de nuevo un concurso, todavía sin fecha. "Sabemos que hay un problema y no queremos que se vuelva a repetir. Estamos analizando por qué quedó desierto para sacar el nuevo pliego lo antes posible", asegura la concejala de Asuntos Sociais. 

“É unha irresponsabilidade", critica el PSOE


El grupo municipal del PSOE no ocultó su preocupación por la prestación del servicio de ayuda a domicilio, culpando el portavoz socialista, Rafael Rodríguez Villarino, al gobierno local, centrando sus críticas en el alcalde ourensano, Gonzalo Pérez Jácome, y la edil Eugenia Díaz Abella.

"A concelleira mentiu unha vez máis mentres segue a absoluta irresponsabilidade do alcalde", dijo Rafael Villarino, que urge al gobierno "que asuman responsabilidades e busquen solucións ante a gravidade" de la situación.

Desde el PSOE recuerdan también los "varapalos" sufridos en esta concesión de la ayuda a domicilio, asegurando que "mentres o Concello anunciaba con luz e taquígrafos a adxudicación do servizo, realmente o concurso quedou deserto, unha récoa de mentiras e enganos".