Ourense

Sustrae tres motosierras y gasóleo a su vecino, en O Barco

Ourense

Suceso

Sustrae tres motosierras y gasóleo a su vecino, en O Barco

Los agentes continúan buscando las máquinas agrícolas

La Guardia Civil tomó declaración a un vecino de O Barco, identificado como J.M.R.F., de 53 años, en calidad de investigado como presunto autor de un delito de apropiación indebida tras denunciar su vecino que le había sustraído tres motosierras y varias garrafas con gasóleo.

El robo se produjo el pasado día 31 de enero después de que el denunciante guardara las tres motosierras y la vasijas con el combustible tras utilizarlas en trabajos agrícolas en un monte. La Guardia Civil abrió entonces una investigación, que dio frutos en la mañana de pasado día 13 al localizar una de las máquinas. Los agentes continuaban ayer recabando pruebas con el objetivo de localizar las dos motosierras restantes y el combustible dentro de una investigación que está siendo coordinada por el Juzgado Mixto 1 de O Barco. El investigado negó inicialmente los hechos que se le atribuyen. 

Por otro lado, los delincuentes se adueñaron de maquinaria, herramientas y enseres domésticos en una vivienda de Pixeiros, en el municipio de Os Blancos.

El robo se produjo entre los pasados días 12 y 13 cuando el dueño, identificado como N.L.R.. se había ausentado, dado que habitualmente reside en la provincia de Pontevedra.

Los delincuentes forzaron la cerradura de la puerta y, una vez en el interior, revolvieron toda la casa posiblemente a la búsqueda de dinero y joyas. Al no encontrarlas se apoderaron de los enseres domésticos de más valor y las herramientas y maquinara que había en la planta baja. El botín aún está pendiente de ser cuantificado.

Investigación

La Guardia Civil realizó una inspeccionó el inmueble y sus alrededores con el objetivo de hallar huellas que permitan identificar a los delincuentes. Los agentes trabajan con la hipótesis de que accedieron a la localidad en un furgón y que el robo fue ejecutado por al menos tres personas, que residen en la comarca de A Limia.  

Los vecinos que residen habitualmente en el pueblo no se percataron de la presencia de los delincuentes.