Ourense

Coronavirus en Ourense | El tablón de los vecinos heroicos

Ourense

Solidaridad

Coronavirus en Ourense | El tablón de los vecinos heroicos

Rosi Gutiérrez forma parte de la red de voluntarios promovida por David en la ciudad.
photo_cameraRosi Gutiérrez forma parte de la red de voluntarios promovida por David en la ciudad.
Te hacen la compra o te llaman para ver cómo estás: estos son los protagonistas del tablón de anuncios solidario de La Región para fomentar el voluntariado

El confinamiento nos pone a prueba como sociedad y los ourensanos no han tardado en sacar a relucir su lado más solidario, especialmente con los colectivos vulnerables. Esos mayores que no pueden salir a hacer la compra o a por sus medicinas agradecen estos días la presencia de voluntarios en la puerta de su casa. A veces solo necesitan una llamada: “Hola, ¿está bien?”.

La Región ha activado un tablón de anuncios solidario y virtual para que más ourensanos se animen a ofrecer su ayuda a los que más lo necesitan. Desde este periódico colgaremos las propuestas de los ourensanos para ayudar en la medida de lo posible. Pueden enviarse al correo [email protected] o al WhatsApp, en el teléfono móvil 638 861 981. También puedes compartirlas en redes sociales con el hashtag #MeOfrezcoEnOurense. Estas son las primeras historias de solidaridad. ¿Te animas?

A Adrián Spiegel le delata el acento argentino, aunque lleva 14 años viviendo en Ourense. Cerca de Progreso, en la zona de los viejos juzgados. Al confinamiento a causa del coronavirus se le suma el cambio de su situación laboral: “Me quedé sin trabajo hace poco, en un ERTE. Era camarero”. Aún con cinco niños en casa, este vecino de la ciudad se ofrece a sus vecinos. “Mi idea es ayudar a las personas mayores para que no salgan a la calle para nada. Puedo bajar al súper, ir a la farmacia, pasear al perro…”, cuenta. Antes de conocer la propuesta de La Región creó un grupo de ayuda en Facebook. De momento, no ha tenido solicitudes. “Quiero ayudar en algo productivo. Los mayores son grupo de riesgo. Me podría quedar en casa tirado viendo mi serie favorita, pero prefiero hacer algo productivo”, dice.

María Hermida pasa el encierro sola. Vive en la zona de Maristas. Por responsabilidad, ha dejado a sus padres en el pueblo, esperando ese abrazo cuando todo termine. “Allí hay mucha gente mayor y decidí que era mejor que ellos pasasen la cuarentena solos. Veo que yo estoy bien y que en Ourense hay mucha gente mayor que lo tiene que estar pasando muy mal. Van con miedo al supermercado porque todo el mundo les ha dicho que son los primeros que van a caer. Lo que hay que hacer en estos casos es ayudar, debería ser obligatorio”, cuenta esta vecina de Ourense. Se ofrece a ir al supermercado, a la farmacia… “O simplemente estar pendiente de alguien. Si quieren mi teléfono y hablar, por ejemplo. Yo tengo perro y siempre acabamos hablando los mismos a la misma hora. Una mujer que tuvo cáncer dice que está bien, yo la llamo todos los días. Noto mucho que necesita esa llamada. Pueden ser cinco minutos, pero hay que estar pendiente de alguien, que no estén solos”, cuenta Hermida. También se ofrece a pasear los perros de los mayores. “No te cuesta nada y más ahora que tenemos tanto tiempo libre. ¿Qué es una hora o dos horas? Yo no tengo problema, porque no tengo prisa”.


Red de voluntarios


David forma parte de una red activa de voluntarios en la ciudad. “A idea naceu para evitar que os colectivos de risco teñan que saír á rúa para facer os recados e compras diarias. A medida que máis xente necesitaba servizo, pedimos axuda pola nosa páxina de Facebook: Lebremensaxería”, explica este ourensano. “Unha persoa atende as chamadas e nun grupo de Whastapp decidimos quen fai un ou outro, sempre dándolle preferencia os servizos máis urxentes. Se é posible non temos contacto co usuario. Levamos rexistro das horas de recollida, entrega e tipo de producto. Os voluntarios levan unha acreditación expedida por min para xustificar ese desplazamento, despois de que algúns membros da policía nos deran o seu ok”.