La Región

TERRORISMO

Los terroristas detenidos no se ocultaban de la policía

Serán interrogados por pertenencia a banda armada, tenencia de explosivos y falsedad documental.

La vivienda que alquiló Miguel García en Oxén (Vilamarín), donde ayer permanecían su pareja y dos hijos.
La vivienda que alquiló Miguel García en Oxén (Vilamarín), donde ayer permanecían su pareja y dos hijos.
Los terroristas detenidos no se ocultaban de la policía

Los dos líderes de Resistencia Gallega , Antón García Matos, alias Toninho, y su pareja Asunción Losada Camba, detenidos el pasado sábado en Vigo junto con dos de sus colaboradores, Juan Manuel Sánchez y Miguel García Nogales (este último fue detenido en Vilamarín-Ourense) fueron trasladados ayer a la Audiencia Nacional para comparecer posiblemente durante la jornada de hoy ante juez Manuel García Castelló, que los procesó en el año 2012 por los delitos de pertenencia a organización terrorista, tenencia y transporte de material explosivo y falsedad documental. A la organización terrorista, que nació en el año 2005 (es heredera del Exército Guerrilheiro), se le atribuyen 60 actos violentos sin víctimas mortales por todo el territorio gallego.

El delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, destacaba ayer la "brillante" operación, bautizada con el nombre de "Lusista", desarrollada por la Guardia Civil, que ha supuesto un "golpe muy importante" al grupo terrorista. En el Instituto Armado declinaron ofrecer detalles sobre el dispositivo para capturar a dos de los terroristas más buscados de España. Tampoco confirmaron si las detenciones fueron pactadas por ellos mismos a cambio de beneficios en una futura sentencia al no tener delitos de sangre, tal y como sostienen fuentes del cuerpo de seguridad.

Los agentes tanto en el dispositivo establecido en Vigo como en Vilamarín no tuvieron que utilizar la fuerza ni las armas. Antón García y su pareja Asunción Losada fueron detenidos cuando estaban prácticamente solos sentados a una mesa en un centro comercial cercano al puerto vigués. No opusieron ningún tipo de resistencia, tras dejarse ver en los últimos días por la ciudad.

Su compañero de Vilamarín, Miguel García, reside con su mujer y dos hijos de corta edad en Oxén, pero la detención fue practicada en la misma capitalidad municipal, a la que no solía acudir con frecuencia. Su pareja declinó ayer hablar del asunto, mientras los vecinos recordaban que Miguel García Nogales alquiló junto con su pareja una casa en Oxén. "No sabemos como se apellida. Lo que sí podemos decir es que son buenos vecinos", apuntaba un residente. En esto último coincidieron la veintena de vecinos que residen en el pueblo. "Son los mayordomos de las fiestas desde hace dos años", señalaban a dúo dos vecinas.

El alcalde, Amador Vázquez, tenía conocimiento de los nuevos vecinos en Oxén. "Llegaron con un grupo más amplio, pero se quedaron solo ellos. No puedo decir qué hacen porque no los conozco, ni mantengo relación con el matrimonio", aseguró.

En los colectivos Causa Galiza y Ceivar, ambos ligados al independentismo gallego, también declinaron pronunciarse sobre las detenciones, aunque en sus respectivas páginas en internet las enmarca dentro de "represión del Gobierno Español" y coinciden en pedir su puesta en "libertad de inmediato".

La portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, pidió ayer "cautela" y que se preserve la "presunción de inocencia" de los cuatro detenidos hasta que no sean juzgados. Mientras, el secretario general del PPdeG, Miguel Tellado, reprochó a la nacionalista que tratara las detenciones con una "tibieza lamentable", que no tuvo "ante otras detenciones".