Ourense

El tiempo se detuvo en nueve cascos históricos

Ourense

El tiempo se detuvo en nueve cascos históricos

RIBADAVIA (RÚA DO PROGRESO). 21/01/2021. OURENSE. Ambiente nas rúas de Ribadavia e comercios e hostalería pechados tralas medidas decretadas pola Consellería de Sanidade para loitar contra os contaxios de COVID-19. FOTO: ÓSCAR PINAL
photo_camera Panorámica de Ribadavia. (FOTO: ÓSCAR PINAL)
Una investigación liderada por dos arquitectos valora la buena conservación paisajística de núcleos menores de toda Galicia. Ourense tiene nueve pequeñas villas en las que el tiempo se ha detenido

La huella que deja el tiempo en nueve cascos históricos menores de la provincia se condensa en el libro "El paisaje del tiempo", una investigación sobre la riqueza paisajística de treinta núcleos menores de Galicia, donde el protagonismo se lo lleva Ourense.

Los arquitectos José González- Cebrián Tello y Luis Miguel Ferreira Villar firman esta investigación que acaba de publicar la Consellería de Medio Ambiente y que analiza la evolución urbanística, territorial y paisajística de estos núcleos. No son grandes urbes, pero tienen carácter singular y protección patrimonial. Allariz, O Barco de Valdeorras, O Castro de Valdeorras, Castro Caldelas, Celanova, Manzaneda, Verín, Ribadavia y Vilanova dos Infantes forman parte de la investigación. 

Allariz, el más conservado

La villa alaricana es una de las protagonistas del estudio, que busca divulgar el urbanismo de estos núcleos históricos y promover la conservación patrimonial y el interés de los ciudadanos. "El caso de Allariz es el de un núcleo con planeamiento especial de protección razonable en el tiempo. Esta villa fue una de las primeras que se planteó la redacción de un plan para proteger el casco histórico y se hizo política de recuperación de espacios", apunta González-Cebrián Tello, uno de los autores de "El paisaje del tiempo". Cada núcleo tiene su historia, ligada a los oficios, al crecimiento de la población... En el caso de Allariz, el río es fundamental en su configuración. "Esa política de recuperación de espacios se hizo en torno al río, había fábricas de curtidos y el casco empezó a recobrar mucha vitalidad", explica el arquitecto. Alaba las buenas cifras de turismo que consiguió Allariz gracias a su revitalización.

Ribadavia, con su judería, es otro de los casos que se destaca en el libro por su riqueza paisajística. Aquí, el paso del tiempo "casi" no influye.

“Vilanova me impresionó"

"El de Ribadavia es de los mejores cascos históricos conservados, la judería está muy bien. Hubo una contención, no hubo tanta tensión constructiva y hubo una política en la que se cuidaron las intervenciones", destaca el autor.

Vilanova dos Infantes, en Celanova, es el núcleo más pequeño que aparece en la publicación. "Lo intervenimos a finales del siglo pasado y recuerdo aquello, cuando lo vi por primera vez, cómo me impresionó. Era un auténtico burgo medieval. Se llegó a tiempo, porque estaban apareciendo viviendas que no se correspondían con la construcción singular de allí. Pero se llegó a tiempo en materia de conservación. Es un núcleo singular", dice González-Cebrián Tello.

De Castro Caldelas subrayan los autores que "impresiona subir a la parte alta". Pero, a pesar de ser considerado uno de los "Pueblos más bonitos de España" en un conocido ránking, el arquitecto señala que "es un núcleo en el que no se aprobó el procedimiento especial". También ponen "deberes" a villas como el de O Barco o Manzaneda. "Hay núcleos que han crecido más y otros que se mantienen. Pero hay posibilidad de actuar en zonas más degradadas".

La influencia religiosa

"El paisaje del tiempo" refleja los núcleos históricos menores de la provincia de Ourense como los mejor conservados. No es casual. Ribadavia, Allariz, Celanova o Castro Caldelas comparten características. "Hay una cantidad de núcleos en los que influye mucho el aspecto religioso, la influencia que ejercieron sobre las edificiaciones. Por ejemplo, la Plaza Mayor de Celanova eran antes antiguos conventos. La fuerte presencia religiosa ha hecho que esta conservación sea mejor en la actualidad", apunta el autor. Otro ejemplo es el de Allariz: "Tiene pazos, casas señoriales... No se han deteriorado, como sí lo han hecho mucho más los núcleos del litoral porque ha habido mucha más presión edificatoria".

Ese último aspecto es determinante para los arquitectos: "En los núcleos ourensanos no ha habido tanta presión, por eso se han conservado mejor históricamente", señala el investigador.

Los autores de la investigación también ponen en valor el cambio de mentalidad en la sociedad.

Conciencia medioambiental

"Hay más conciencia medioambiental gracias a la gente joven, eso también influye en la riqueza patrimonial y paisajística". El reto: conseguir más ayudas y fondos, "pensando en la mejora de esos cascos históricos". Es el momento perfecto: "Es una oportunidad enorme tras la pandemia. En el Colegio de Arquitectos de Galicia hemos visto cómo la gente está pensando en la vuelta al rural, a esos cascos históricos menores. Porque la situación es de una calidad de vida mejor. El reto son las ayudas a la conservación. Estamos a tiempo de actuar sobre estos núcleos sin que se hayan fastidiado aún".

No es de extrañar que muchos de estos núcleos ourensanos hayan sido localizaciones de películas y series, la mayoría, de época.