Ourense

Tony Pérez y Los Arquinos, cincuenta años marcando estilo en las verbenas

Ourense

conexión verbena

Tony Pérez y Los Arquinos, cincuenta años marcando estilo en las verbenas

<p></p>
photo_camera Tony Pérez y Los Arquinos cuenta actualmente con cuatro cantantes.

Antonio González lidera desde 1967 una formación convertida en referencia para las orquestas de la provincia de Ourense

Antonio González Pérez, o Tony Pérez como todo el mundo le conoce, es uno de los artistas más queridos en el mundo de la verbena.  Tiene una de las trayectorias musicales más dilatadas de la provincia, un recorrido por la música que comienza a la prematura edad de ocho años y que suma ya casi seis décadas.

La música está presente en cada rincón del árbol genealógico de Tony, y continúa extendiéndose en línea descendente, formando una valiosa herencia familiar. "Mi padre y mi tío eran músicos y tanto yo como mis hermanos nos contagiamos de esa pasión. Me siento feliz y orgulloso de que mis hijos y nietos hayan decidido seguir mis pasos", explica el músico.

Para hablar de las raíces de una de las orquestas más importantes durante décadas hay que remontarse hasta el mes de octubre del año 1967, cuando él  y dos de sus hermanos, Carlos y Joseíto, cada uno en su respectiva orquesta, deciden fundar la suya propia. La bautizan como Los Platinos. "Es una historia realmente curiosa. En Pontevedra y A Coruña había otras dos agrupaciones con ese mismo nombre, lo que llevaba a constantes confusiones y decidimos ponerle solución. Los Arquinos es el resultado de la fusión del nombre de los negocios de nuestro padre, 'Arca de Noé' y el de la nuestra recién fundada orquesta".

Los viajes a Europa marcaron las décadas de los 70 y 80 con conciertos en París, Suiza o Alemania. Tony Pérez logró romper los esquemas en muchos aspectos, siendo un claro referente para la agrupaciones que siguieron sus pasos. Según ellos, Los Arquinos pasarán a la historia por ser la primera orquesta en incorporar una mujer a sus filas, en el año 1981. "No fue fácil porque no estaba bien visto, pero había muchas canciones para solistas femeninas y me dije: '*Por qué no?", relata Tony Pérez. Estela permaneció durante 18 años en la formación, hasta su desgraciado fallecimiento. Los más nostálgicos la recuerdan como una de las mejores voces de la historia de la verbena gallega.

Y aunque medio siglo da  para mucho, a su 64 años Tony no tiene pensado bajarse de los escenarios: "Mientras tenga energía viviré por y para la música".

Te puede interesar