METEOROLOGÍA

La tormenta derribó árboles, farolas y vallas en Ourense

Una granizada condicionó la circulación en la carretera OU-540, en Verea

Un farola tirada en el Progreso.
Un farola tirada en el Progreso.
La tormenta derribó árboles, farolas y vallas en Ourense

La borrasca que cruzó en la tarde de este jueves por la provincia obligó a intervenir a los efectivos de emergencia al derribar árboles, vallas, farolas y mover contenedores.

Los bomberos de la ciudad retiraron árboles que cayeron sobre la calzada, a la altura de la depuradora de Reza, paseo das termas (uno de los troncos impedía el paso del tren turístico) y Velle. Mientras, Policía Local y  efectivos de Protección Civil de Barbadás hacían lo mismo en la carretera de Mundideu y la que conduce a San Uxía.

La borrasca descargó en la ciudad  20,3 litros de agua por metro cuadrado durante ocho horas. Y lo hizo en forma de tormenta, que también dejó granizo a partir de las cuatro de la tarde en diferentes puntos del casco urbano.

La granizada también cubrió la carretera OU-540, a su paso por Verea, lo que obligó a Tráfico a regular la circulación para evitar posibles accidentes. 

La ciudad no fue donde más llovió. En Vilariño de Conso, se recogieron 49,7 litros de agua por metro cuadrado, mientras que Entrimo se registraron 36,8 durante ocho horas, según Meteogalicia.

La lluvia aún continuará siendo protagonista durante la jornada de hoy, pero con menos intensidad, dado que un anticiclón comenzará a ganar espacio sobre la comunidad autónoma, según el observatorio gallego.

El tiempo seco y soleado se prolongará hasta bien entrada la próxima semana.