Ourense

El turismo está de vuelta en Ourense, pero llega a cuentagotas

Ourense

Crónica

El turismo está de vuelta en Ourense, pero llega a cuentagotas

Ourense 28/2/21
Fotos de muy poco turismo en Ourense y ambiente covid en la ciudad

Fotos Martiño Pinal
photo_camera Isabel, Isabela y Carlos, de la ciudad pero con ganas de turismo (MARTIÑO PINAL).
Visitantes de zonas cercanas, principalmente de Vigo, los más numerosos

El turismo se recuperó tímidamente este fin de semana, principalmente con visitas a la Ribeira Sacra, mientras la ciudad se nutrió de mucho turista local y algunos allegados de Vigo. Ese fue el perfil predominante del turista de este primer fin de semana sin restricciones, en el que no hubo visitas en masa. 

Rosa Dorado, veterana guía turística en Ourense, señalaba que tenía llamadas para reservar visitas guiadas por la ciudad "para la semana que viene", pero que para este fin de semana no hubo movimiento, porque "aún era pronto". Sí que creen que habrá alguna ruta la próxima semana, mientras apela a la dificultad de organizar excursiones en la Ribeira Sacra "por los diferentes niveles de restricciones en los municipios de la zona".

La zona termal, principal atractivo para los foráneos, que, sin embargo, se encuentran con solo un punto de baño

En la Oficina de Turismo de la ciudad estuvieron recibiendo llamadas toda la semana, especialmente atraídos por la reapertura de las instalaciones de Outariz.

Precisamente, José López y su hijo Leo volvían a la Praza Maior recién llegados de las termas. Son de Vigo y les apetecía adentrarse en la ciudad de As Burgas. "Aprovechamos para venir a un sitio cercano, porque con esto de los cierres perimetrales no nos podemos mover mucho. En mi caso, profesionalmente puedo moverme donde quiera, pero mi familia, no", explica él.

En su caso, hicieron turismo dividido. "Fuimos hasta Outariz, pero como Leo tiene menos de cinco años no pudo entrar, se quedaron allí mi mujer y mi hija. Nosotros aprovechamos para volver y ver la Praza Maior, As Burgas, la Catedral...".  Lamentaban que estuvieran cerradas las termas públicas, lo cual impedía que pudieran pasar allí el rato: "Conozco algo Ourense, pero nunca había ido a las termas, volveremos cuando esto reabra en verano". 

Una familia de venezolanos eran los otros ocupantes del tren termal. "Somos de aquí pero llevamos solo un año y apenas nos ha dado tiempo a conocer nada, por lo que somos casi como turistas", decía Isabel, que se apresuraba a montar junto a su hija Isabela y su marido, Carlos. 

El próximo fin de semana, con más tiempo para planificar, el sector confía en un mayor volumen de visitantes. 

Te puede interesar