Ourense

UGT, CC.OO. y CIG reclaman actualizar el convenio colectivo del comercio textil de Ourense

Ourense

Protestas

UGT, CC.OO. y CIG reclaman actualizar el convenio colectivo del comercio textil de Ourense

Marta Torres, delegada de Comercio de UGT Ourense, ha subrayado que el motivo principal por el que los sindicatos se han levantado ha sido la propuesta por parte de la patronal de aumentar los salarios en un 2 por ciento

UGT, CC.OO. y CIG han convocado en la mañana de este viernes una concentración enfrente de la sede de la Confederación de Empresarios de Ourense para reclamar la actualización del convenio colectivo del comercio textil de la ciudad, que afecta en torno a 1.800 trabajadores.

Según han asegurado a través de un comunicado, el convenio "lleva desde el 2010 sin actualizar". A su vez, han solicitado una subida de los salarios, "que ya va para ocho años que están congelados", recoge la nota.

Marta Torres, delegada de Comercio de UGT Ourense, ha asegurado minutos antes del inicio de la concentración que "todo sigue más o menos igual", ya que "la patronal no da señales de vida y sigue con su actitud déspota, la misma que al inicio de las negociaciones", en abril de 2018.

"Hoy, volvemos otra vez aquí, a su casa, a ver si conseguimos de una vez que se den cuenta de que los trabajadores de esta provincia no son los empleados low-cost de Galicia. En A Coruña, las trabajadoras de este sector ya superan los 1.000 euros de salario base; nosotros cobramos mucho menos haciendo el mismo trabajo", ha criticado Torres.

La delegada de Comercio de UGT Ourense ha apuntado que la patronal les ha mentido, "ya que empezó diciendo que iban a tratar todo con mucho cariño y, al final, ha sido todo mentira, ya que siguen con su actitud déspota y van a seguir así". "Espero que hoy se den cuenta de lo que significa meterse con el sector textil de Ourense", ha añadido.


Subida salarial del 2%


Asimismo, Marta Torres ha subrayado que el motivo principal por el que los sindicatos se han levantado ha sido la propuesta por parte de la patronal de aumentar los salarios en un 2 por ciento.

"Nos levantamos de la mesa porque los salarios están congelados de 2010 y nos han ofrecido un dos por ciento de subida, lo que significaría, como mucho, una subida salarial de 18 euros, por lo que podríamos estar rondando el salario mínimo interprofesional en 2020: una vergüenza", ha declarado.

El salario medio del sector, en la categoría de dependienta a jornada completa, es de 873,19 euros brutos al mes, 780 euros netos, según señala el comunicado publicado por los sindicatos.

"No vamos a permitir que se paguen salarios de miseria en un sector que presume de modernidad, que organiza impresionantes jornadas de compras en festivos, de noche, en jornadas maratonianas, con gran alarde de publicidad a costa de las trabajadoras", recoge la nota sindical.