Ourense

Urgen en la ciudad 300 pisos de protección oficial en alquiler

Ourense

Urgen en la ciudad 300 pisos de protección oficial en alquiler

Viviendas de protección oficial en el Casco Vello de la ciudad.
photo_cameraViviendas de protección oficial en el Casco Vello de la ciudad.
El sector inmobiliario pide un plan de choque para dar solución a familias sin poder adquisitivo

La ciudad de Ourense necesita un "plan de choque" para poner a disposición de las familias con menos recursos al menos 300 viviendas de protección oficial en alquiler con opción de compra a 10 años vista. La patronal inmobiliaria advierte en su último informe de la necesidad de construir pisos de protección oficial, una necesidad que se hace acuciante en Ourense, la segunda ciudad de toda Galicia con mayor volumen de familias con bajos recursos. 

El informe de la Federación Gallega de Empresas Inmobiliarias (Fegein) pone de manifiesto la necesidad de una planificación que asegure la accesibilidad a la vivienda de las personas con menos capacidad de acceder a financiación. Según la patronal inmobiliaria gallega, urgen 5.000 pisos de protección oficial y de promoción público-privada en toda Galicia, en régimen de alquiler con posibilidad de compra a 10 años. 

Vigo es la ciudad en la que se necesitan mayor volumen de vivienda protegida, debido al dinamismo de una ciudad que roza ya los 300.000 habitantes. Así, Fegein estima que necesitaría, dentro de un "plan de choque", poner 2.000 viviendas de este tipo en alquiler. Le siguen A Coruña (1.200), Santiago (500), Pontevedra y Lugo (400), Ourense (300) y Ferrol (200). 

Estas dos últimos urbes son precisamente las que cuentan con un mayor volumen de familias con pocos recursos. En la ciudad departamental son el 40,15% del total y en Ourense, el 39,03%. 


Poca oferta


La ausencia de vivienda nueva tras el parón sufrido durante la crisis , junto al "crecimiento de la vivienda vacacional y la desconfianza de los propietarios con la nueva ley de alquiler deja la oferta de alquiler en mínimos y con un panorama en las grandes ciudades", dindica el presidente de Fegein, Benito Iglesias.

 "En Galicia ni ha habido, ni hay, planificación de la vivienda en alquiler, ni por parte de la administración autonómica, ni desde las administraciones locales. Y ese es un problema que aún a día de hoy siguen sin resolver, perjudicando así a decenas de miles de familias en nuestra comunidad que necesitan de una vivienda en arrendamiento, y con un coste que no cerciore drásticamente su capacidad real de gastos", señala el presidente de Fegein, Benito Iglesias. 

El líder de la patronal gallega señala que los 300 pisos serían necesarios dentro de un "plan de choque urgente" para cubrir un mínimo, si bien indica que las necesidades sería mucho más amplias. Además, Iglesias, incide en que deben ser en régimen de alquiler, porque el modelo de venta se encuentra con el escollo de que "la mayoría de estas familias no pueden obtener financiación". 

Según los datos de Fegein, el mercado de la vivienda protegida está prácticamente congelado. Así, si en 2008 se llegaron a hacer 212 transmisiones, 10 años después, apenas se completaron 76. Y la cifra sigue en descenso, ya que en el primer semestre de 2019 se realizaron tan solo 36 operaciones.