TRIBUNALES

Usaban patinete y taxi para traficar durante la pandemia en Ourense

Los seis acusados, ayer en el banquillo de la Audiencia Provincial durante el juicio.
photo_camera Los seis acusados, ayer en el banquillo de la Audiencia Provincial durante el juicio.
Los seis acusados por tráfico de droga en Ourense admiten los hechos y aceptan penas de hasta cinco años

Cuatro años después de que se llevase a cabo la operación “Virgo”,  Mohamed G. (alias Moha), Radi Y., David P.A., José Manuel L.S., Adrián M.V. y Anxo D.R. se sentaron este lunes en el banquillo de la Audiencia Provincial por un delito de tráfico de drogas. Los seis acusados admitieron los hechos y la Fiscalía rebajó la pena de prisión que solicitaba inicialmente, que era ocho años para cada uno de ellos. 

Finalmente, Moha, Radi y David fueron condenados a cinco años de prisión y al pago de 80.000 euros; tres años de cárcel para Adrián, quien tendrá que pagar también 1.000 euros; y un año y nueve meses para Anxo y José Manuel y una cuantía a abonar también de 1.000 euros.  

 

 

En el caso de los tres primeros se les impone un delito de tráfico de drogas que causa un grave daño a la salud con notoria importancia, mientras los demás son autores del mismo delito, aunque sin notoria importancia. Además, la Fiscalía añadió a su escrito de acusación como atenuante que todos los acusados, menos Anxo, eran consumidores en el momento de los hechos y retiró la acusación por un delito de grupo criminal.

Moha llegó este lunes al juicio esposado, ya que ingresó en prisión el pasado abril tras ser detenido en la operación Al Andalus, durante la cual se incautaron de 14 kilogramos de hachís y drogas y sustancias ilegales, alrededor de 20.000 euros en efectivo, tres automóviles, una motocicleta de gran cilindrada y otros objetos relacionados con el tráfico de drogas.

Tráfico de drogas en Ourense durante la pandemia

Los hechos que se atribuyen a los acusados ocurrieron en 2020. En el mes de febrero, el grupo de estupefacientes comenzó un dispositivo de vigilancia sobre una vivienda de la ciudad al tener conocimiento de que se trataba de un punto de venta de droga. En él, comprobaron como los acusados se dedicaban a la venta de drogas, incluso tras el estado de alarma decretado por la pandemia donde realizaban los encargos por teléfonos. Para desplazarse a la hora de hacer las entregas, algunos de los acusados lo hacían en vehículo particular, en taxi o en patinete. 

En junio de 2020, tras dar luz verde el Juzgado de Instrucción Número 2, comenzaron los registros. En los domicilios, la Policía Nacional se incautó de cocaína, cannabis, MDMA, anfetaminas, varios teléfonos móviles, balanzas de precisión, una libreta con anotaciones y más de 40.000 euros en efectivo. 

Uno de los momentos surrealistas de la operación se vivió cuando, en una entrada a un domicilio, una de las personas que se encontraba allí arrojó una bolsa por la ventana cayendo en la terraza del primer piso. La misma, una vez recuperada, contenía 458,1 gramos de cocaína, con un valor de 47.829 euros.

Te puede interesar