Ourense

"No vamos contra nadie, pedimos una ciudad mejor"

Ourense

EN LA CIUDAD

"No vamos contra nadie, pedimos una ciudad mejor"

Equipo de trabajo en la comisión de seguimiento contra los ruidos, este miércoles (MIGUEL ÁNGEL).
photo_cameraEquipo de trabajo en la comisión de seguimiento contra los ruidos, este miércoles (MIGUEL ÁNGEL).
La necesidad de realizar un mapa de ruidos de la ciudad, de incrementar el personal municipal  o de tratar de forma transversal el ruido, el botellón y los veladores fueron algunas de las peticiones más reiteradas por los integrantes.

La segunda reunión de la comisión de seguimiento municipal de ruidos se prolongó durante más de tres horas, en las que los diferentes integrantes tuvieron ocasión de poner sobre la mesa las cuestiones prioritarias de la nueva ordenanza. 

La necesidad de realizar un mapa de ruidos de la ciudad, de incrementar el personal municipal  o de tratar de forma transversal el ruido, el botellón y los veladores fueron algunas de las peticiones más reiteradas por los integrantes. "Temos a vontade de chegar a puntos de encontro para buscar unha solución global", apunta Sonia Ogando, concejala de Urbanismo. La edil asegura que los técnicos municipales están trabajando con intensidad para llevar a cabo un mayor control de las licencias y los sonómetros de los locales nocturnos. 


Trabajo vecinal


Desde la asociación O Cimborrio, integrante de la mesa, recalcan que "no vamos contra nadie". "Nuestro objetivo es conseguir una ciudad mejor, donde se respete la salud de los vecinos, que durante los últimos 17 años se ha ignorado", apuntan. 

Durante la cita de este miércoles, los vecinos –que durante las últimas semanas han trabajado sin descanso– presentaron algunas de sus propuestas, tales como la creación de una zona terciaria donde se desarrollen actividades nocturnas o de un mayor control acústico de los locales. "Queremos equilibrar la situación, pero todavía no vemos acción desde el gobierno local", apunta. Desde el colectivo de cafés-bares especiales, Paco Gallego trasladó la firme voluntad del sector de mejorar la convivencia: "É certo que é difícil controlar aos que saen dos locais e están na rúa". 

Natalia González, del PSOE,  pone de manifiesto la carencia de personal en el Concello para mejorar la situación, y asegura que los ruidos también se dan fuera del Casco Histórico. Desde el BNG, Luís Seara reclama más actores en la comisión –"como o concelleiro de Medio Ambiente ou a xefa da Policía Local"–, así como la creación de un mapa de ruidos que peine toda la ciudad. Ciudadanos también apunta por el mapa, y reivindica que, en vez de incrementar las sanciones a locales nocturnos, se premie a aquellos que lo hacen bien.