Ourense

El vandalismo atenta contra el patrimonio del Casco Viejo

Ourense

OURENSE

El vandalismo atenta contra el patrimonio del Casco Viejo

Una pared del Archivo Histórico es la última víctima de una "plaga" que asola esta zona de la ciudad 

El muro de la fachada del Archivo Histórico Provincial de Ourense, en la calle Hernán Cortés, luce desde hace días una horrenda pintada en uno de sus muros. El edificio, situado en el antiguo palacio episcopal desde 1964–declarado Monumento Histórico-Artístico en 1931-ha sido la nueva víctima de los vándalos que actúan en la ciudad, que en esta ocasión han atentado contra un espacio que es patrimonio.

"Non é a primeira vez, durante anos estivo un grafiti noutro dos muros do Arquivo", se lamentan desde el AHPOU, que convive desde las últimas fiestas de Ourense con esta llamativa pintada en tonos rosas y verdes. El panorama que le rodea, en el Casco Antiguo y en las diferentes plazas de esta zona de la ciudad, no invita a la esperanza. Las fachadas de casas señoriales y otros edificios con años de historia, lucen pintadas similares desde hace tiempo. "Facer pintadas nos edificios históricos sae gratis. Impunidade por non poder recoñecer aos autores. É un problema de educación", se solidarizan desde la Asociación de Patrimonio Galego.


Lo que cuestan los vándalos


"O dos grafitis é un dos maiores problemas a nivel de vandalismo na cidade, que supón un custe de máis de 300.000 euros ao ano. E xa cando afectan a elementos patrimoniais é un auténtico atentado á nosa riqueza e valor como cidade. Sempre fago un chamamento á colaboración cidadá neste senso, para que cando se detecten accións vandálicas se chame á Policía Local", indica Jesús Vázquez, alcalde de Ourense. Recientemente, tres de los grafiteros más activos de la ciudad, fueron denunciados . "Seguiremos intensificando o traballo nesta loita contra o vandalismo, que é de todos, e para protexer o que é de todos", añade el alcalde. El aumento de estas prácticas lo refleja el incremento del desembolso anual del Concello para su limpieza, que es el doble que en 2016. n


Agresiones antiguas en la zona histórica de la ciudad


El paso del tiempo en el Casco Antiguo no solo se hace notar en los edificios y casas en ruinas, sino en las pintadas que lucen en las callejuelas y plazas de la zona histórica de la ciudad. Muchas de las pintadas son antiguas. Los ejemplos de este abandono pueden verse en la rúa Vilar, la rúa Triunfo o la rúa Padilla.