Ourense

El vandalismo preocupa en la Ribeira Sacra: “Es triste"

Ourense

Vandalismo

El vandalismo preocupa en la Ribeira Sacra: “Es triste"

Basura en el Banbán do Solpor, en Nogueira de Ramuín.
photo_cameraBasura en el Banbán do Solpor, en Nogueira de Ramuín.
Los atentados contra el patrimonio chocan con la intensa labor de recuperación de rutas y miradores

La ambiciosa meta de la declaración de la Ribeira Sacra como Patrimonio de la Humanidad y Reserva de la Biosfera tiene retos por delante. Ambas candidaturas a la Unesco cuentan con un plan de gestión que se fija en la necesaria conservación del entorno como línea de actuación. Los esfuerzos de los concellos y, especialmente, de las asociaciones culturales, por acondicionar espacios y recuperar rutas y miradores abandonados chocan a veces con la mano de los vándalos. 


Destrozos en un penedo


Agentes ambientales del Servizo de Patrimonio Natural de Ourense denunciaron este domingo un vertedero ilegal y peligroso en la aldea de Loureiro (Nogueira de Ramuín), con una veintena de televisores abandonados en el monte, en un punto protegido, el Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) Cañón del Sil. Ayer fue la asociación cultural Trintaportelos, en San Xosé da Carballeira, la que denunció un bochornoso atentado contra el patrimonio, un hecho "irresponsable contra o noso patrimonio cultural". El Penedo de Santa Xusta, una roca cercana a una ermita con una inscripción de 1846 apareció con pintadas y destrozos. La cruz que coronaba al penedo está rota.

Lo preocupante es que no son hechos puntuales. "É certo que cada vez hai menos casos destes, pero é complicado dar cos responsables. O vertido dos televisores é escandaloso, é moi perigoso polos compoñentes que teñen nos tubos. Nese mesmo punto houbo outros vertidos que incluso se taparon con terra", dicen desde el Servizo de Patrimonio Natural de Ourense que denunció los hechos. Alertan de la "falta dun plan de xestión de residuos" en una zona que aspira a ser Patrimonio de la Humanidad.


75 Kilómetros de senderos


La labor de las asociaciones es total. Móvete por Nogueira calcula la recuperación "duns 75 kilómetros de rutas e sendeiros". Han rescatado ocho miradores abandonados inmersos en la maleza y una albariza. "Agora temos o plan de recuperar outra alvariza. O que queremos é dar a coñecer o noso patrimonio", dice Chelo Durán, miembro del colectivo. Con los vándalos se han encontrado hace unas semanas en una de sus atracciones, el famoso Bambán do Solpor. "Prodúcenos tristeza, queremos que a Ribeira Sacra se coñeza por isto, estanse facendo moitas cousas boas", dicen desde la asociación.

Concellos como Parada de Sil ponen a punto sus rutas BTT de cara a la primavera y promueven otro tipo de iniciativas relacionadas con el medio ambiente. "Queremos facer un xogo de posta en valor das árbores, en torno aos balcóns de Madrid", explica Paco Magide, teniente alcalde de Parada de Sil. Sí alerta de la falta de un plan de movilidad para la Ribeira Sacra: "Non se pode permitir que chegen 40.000 persoas en coche particular aos nosos monasterios".

Además, otros concellos de la Ribeira Sacra ourensana están aprovechando las subvenciones que ofrece la Rede Natura para realizar actuaciones de dinamización del espacio natural.

El doble reto ante la Unesco se fija para 2021, momento en el que la Ribeira Sacra podría tener una distinción internacional que necesita de un plan de coordinación común. Para ello, el 'Plan Ribeira Sacra. Plan de gestión del paisaje cultural 2020-2023' representa más de 34 millones de euros en actuaciones de mejora en este paisaje natural, compuesto por 12 concellos ourensanos y 13 lucenses. La necesaria conservación del patrimonio es un pilar fundamental.