Ourense

Vecinos de Valle Inclán, “en pie de guerra" por una discoteca

Ourense

Vecinos de Valle Inclán, “en pie de guerra" por una discoteca

Entrada de la discoteca Macao.
photo_cameraEntrada de la discoteca Macao.
El excesivo ruido y una reforma motivan quejas al Concello, al que no le consta licencia de obra

Los problemas de convivencia en la noche ourensana suman un nuevo capítulo aunque en este caso fuera del Casco Vello, con los vecinos de los edificios de Ramón Cabanillas 7 y Valle Inclán 3 en pie de guerra con el Macao Club Ourense, nuevo nombre de la discoteca situada en la zona tras un cambio de gerencia este otoño y que reabrió sus puertas el pasado sábado para desesperación del vecindario por el excesivo nivel de ruido que les impidió dormir durante toda la noche, ya que el establecimiento programó una actuación musical en directo con altavoces a mayores del canal de sonido normal.

Sin embargo, más allá de ese importante inconveniente, los vecinos están con la mosca detrás de la oreja por la reforma que se realizó en la discoteca entre finales de noviembre y principios de diciembre, con trabajos día, tarde y noche y la colocación de grandes contenedores de escombros a lo largo de la calle Valle Inclán.

Todo esto ha motivado ya la presentación de una reclamación por parte de la comunidad al Concello de Ourense, en concreto al departamento de Urbanismo para personarse en el expediente administrativo que tendría que dar cobertura a la obra realizada por los propietarios de la discoteca.

Sin embargo, según fuentes consultadas en Urbanismo, no consta ningún permiso o licencia concedida para el establecimiento, algo que de confirmarse supondría, con casi total seguridad, la retirada de la licencia de actividad a la discoteca. Con todo, desde el Concello recuerdan que el compromiso con estos temas es máximo y que ya se han dado los pasos para realizar una inspección y comprobar si se trabajó en el interior del club, algo de lo que ya tiene constancia este periódico y que confirman vecinos y comerciantes de la zona. "Estuvieron mucho tiempo descargando escombros, incluso la Policía Local les sacó fotos", explica uno de ellos.

Con todo, los principales perjudicados son los vecinos. "Fue insoportable, una salvajada, me temblaba toda la casa. Bajé dos veces a hablar con ellos y hubo una actitud bastante agresiva", explica un residente de uno de los pisos de la primera planta, que en realidad es un tercero, ya que entre la discoteca y la vivienda hay unas galerías comerciales y oficinas. "Pero es que el del séptimo me dijo lo mismo, dormir era imposible", añade otro, que confiesa que su hija ya está pensando en irse los fines de semana a casa de un familiar. "Es injusto", zanja. 


Urbanismo tiene un expediente abierto sobre la licencia del local Swass


Otra de las zonas de la ciudad en la que también se están gestando reclamaciones es en la rúa San Francisco, en concreto con el local Swass, que levanta la persiana pasadas las cuatro de la madrugada y cierra sobre las 11 de la mañana, para conocer con qué tipo de permiso cuenta.

Sobre esto, desde la Concejalía de Urbanismo explican que hay un expediente abierto sobre el local Swass, en concreto para la reposición de la legalidad, "ya que está actuando como un pub cuando no tiene licencia para ello".

Las mismas fuentes comentan que se está a la espera en estos momentos de un informe jurídico dado que el titular del establecimiento presentó alegaciones a la incoación del expediente. No es el único asunto que el Concello de Ourense tiene en marcha en la rúa San Francisco, explican estas fuentes municipales.