La Región

ENTREVISTA

Vidal López nos presenta a Lúa

Lúa lo significa todo para sus compañeros de vida "es nuestra niña pequeña, nuestra vida, y ahora que está un poco mayor, lo estamos pasando mal"

Vidal con Lúa en su casa.
Vidal con Lúa en su casa.
Vidal López nos presenta a Lúa

La pequeña Lúa es una más de la familia de Vidal López, ahora ya no es una jovenzuela, pero echando la vista atrás, Vidal López solo recuerda momentos bonitos y divertidos junto a ella. Una vida en común que empezó un poco para inculcar valores como el amor y el respeto por los animales a su hija y día a día, se fue ganando el amor de todos con sus mil atenciones.

Esta pequeña ya no es tan traviesa como en sus inicios, cuando de chiquita se dedicaba a romper todos los periódicos en trocitos pequeñitos, "yo creo que era su juguete preferido. Coger los periódicos y hacerlos añicos como si no hubiese un mañana", comenta Vidal López.

Otra de sus costumbres, que aún sigue haciendo pero con menos fuerza, es rascar en su cama, "como si estuviese buscando algo. Con lo que las mantas que le teníamos duraban poco. Cada dos por tres teníamos que comprarle una nueva".

Lúa lo significa todo para sus compañeros de vida "es nuestra niña pequeña, nuestra vida, y ahora que está un poco mayor, lo estamos pasando mal. Pero con ella estaremos hasta el último momento y siempre la recordaremos como una parte muy importante de nuestras vidas", finaliza Vidal López.

Yorkshire terrier: de origen inglés y pequeñas dimensiones, el Yorkshire Terrier se caracteriza por ser una raza inteligente y con una fuerte personalidad. Pese a entrar dentro de la categoría de perro de compañía, goza de un temperamento inquieto y muy activo. También es algo dominante, así que no duda en enfrentarse a perros más grandes que él.
Son fáciles de entrenar porque son inteligentes, y mucho mejor si se empieza desde cachorro para conseguir un carácter equilibrado y muy juguetón, lo que le permitirá relacionarse con su entorno de una manera natural.
Para mantener su precioso pelo es muy habitual que se le corte, lo que puede hacerse de modo que recuerde a un cachorro. Aún así se le debe cepillar a menudo, para lo que se puede utilizar un cepillo o un peine.
El Yorkshire Terrier es un compañero ideal de apartamento, que se adaptará fácilmente a tu entorno y a tu ritmo de vida, con el que no  costará desplazarse a ningún lugar.