La Región

POLÍTICA - ELECCIONES

El PSOE abre la ronda de contactos y no descarta gobernar en solitario

Jesús Vázquez asume que Villarino será alcalde y le tiende la mano para facilitar la gobernabilidad en el próximo mandato

El PSOE abre la ronda de contactos y no descarta gobernar en solitario

El PSOE comenzó este lunes los contactos con el resto de formaciones políticas con el objetivo de recabar apoyos para un mandato estable y que permita salir a la ciudad del bloqueo vivido en estos últimos cuatro años. Nadie cuestionaba al día siguiente que el número uno socialista, Rafa Villarino, será quien encabece el próximo gobierno municipal, cuya formación tiene fecha en el calendario: el 15 de junio.

El actual alcalde, Jesús Vázquez, se comprometió ayer a no obstaculizar la investidura de Villarino e incluso se mostró dispuesto a "buscar a mellor solución para favorecer a gobernabilidade" del Concello. El BNG y Ciudadanos también hicieron un llamamiento al diálogo, y manifestaron su intención de  escuchar propuestas. 

En el caso de los nacionalistas, que irrumpieron con dos concejales, ponen como línea roja que no se forme un gobierno de derechas, pero están dispuestos a llegar a acuerdos para los proyectos importantes con el resto de fuerzas. En Ciudadanos, quieren soluciones a importantes temas como el presupuesto o el plan de urbanismo para sentarse a hablar, con la intención de llegar a acuerdos y con "todos os escenarios abertos", en palabras de José Araújo.

El grupo socialista, que escaló a nueve diputados –a falta de un puñado de votos por escrutar en dos mesas de la ciudad en la que se registraron incidencias, y que podrían todavía hacerles perder un asiento en favor de Cs– sabe que tiene el timón, y ayer mismo mantuvo conversaciones el resto de fuerzas. Según Villarino, no excluirán a nadie, pero no tienen clara la fórmula elegida para gobernar, sin descartar la opción de hacerlo en solitario, como hizo Jesús Vázquez. 

Es una incógnita la actitud que tomará Democracia Ourensana, que perdió apoyos, un concejal y bajó a tercera fuerza. Con sus siete ediles, se mostraron ayer "abiertos a todas las combinaciones posibles". Gonzalo Jácome dijo que DO "luchará por la gobernabilidad", sin desvelar más detalles. 

Entre medias, falta por definir si es necesario llegar a pactos para formar el gobierno de la Diputación. Villarino está dispuesto a explorar esa baza en una vía conjunta con la ciudad, aunque partidos como el BNG ya han advertido de que las negociaciones son diferentes y no han de estar ligadas. En todo caso, los nacionalistas decidirán mañana la política de pactos, dentro de su Executiva Nacional.

Los planes de Villarino pasan por formar gobierno incluso  en solitario, valiéndose de acuerdos puntuales para grandes proyectos, con un acuerdo de fondo con esas mismas fuerzas –BNG,DO,Cs– en la Diputación. En teoría, tendrá facilidades para poder afrontar un gobierno en solitario, ya que la opción de Jesús Vázquez pasaría por votarse a sí mismo en una investidura y no buscar alianzas extrañas, dejando a Villarino como el más votado. Esta fórmula de facilitar el gobierno socialista tendría como objetivo evitar el "terrible" hipotético reparto de asientos entre el PSOE y DO. "Ofrecinlle a Villarino traballar xuntos para que non haxa catro anos de bloqueo ", dijo Vázquez, que no dudoó en abrirse al diálogo "con calquera persoa que defenda a moderación e os intereses de Ourense". 

El ahora alcalde en funciones cree que el escenario es "novamente complexo" y cree que lo ideal sería que la ciudad tuviese "una maioría para poder xestionar sen as mans atadas, para desenvolver un porxecto sen ter que estar sometidos a chantaxes". 


Vázquez: "Intentaron desmontar o PP local"


Jesús Vázquez reconoció este lunes la caída del PP en la ciudad pero mostró su voluntad de continuar al frente. Achacó los negativos resultados –con una caída de tres ediles, hasta quedarse con siete–  a la "división" en la derecha, unido a los resultados de las elecciones generales del 28 de abril y a una "perda" de la formación a nivel provincial.

Sobre la fragmentación en el centroderecha, Vázquez incidió en los apoyos que les restó la presencia de formaciones como VOU –encabezada por Jorge Bermello  y que obtuvo con 1.024 votos–, VOX –722–  y, sobre todo, Ciudadanos –encabezado por su ex número dos en el gobierno, José Araújo, y que obtuvo 4.832 sufragios–. Aludiendo a este último caso, acusó a exmilitantes de "intentar desmontar o PP local" durante una campaña "dura", frente a la que el PP "ha resistido". Como ejemplo puso gobiernos como los  de A Coruña, Ferrol o Santiago, donde las mareas sufrieron una "bofetada maior". 

Haciendo un repaso de su mandato, el regidor en funciones incidió en los momentos de "deslealdade" del mandato que ahora termina y de "momentos duros, que non vou personalizar".

Además reconoció que "quizais non fomos rápidos á hora de ver as situacións, e quizais tivemos que dar un golpe na mesa".