Ourense

El virus reduce pleitos, pero en Ourense en menor medida

Ourense

Justicia

El virus reduce pleitos, pero en Ourense en menor medida

La oficina del Juzgado de Instancia 4 de Ourense. (FOTO: ÓSCAR PINAL)
photo_camera La oficina del Juzgado de Instancia 4 de Ourense. (FOTO: ÓSCAR PINAL)
Los juzgados ingresaron en el primer trimestre 7.464 asuntos, un 13,4% menos que en 2019

La paralización que sufrió el país durante el estado de alarma comienza a tener reflejo en las estadísticas de las distintas administraciones. Ya no se trata de pronósticos sino de datos reales, con sumas y restas. Los juzgados no fueron ajenos al confinamiento e ingresaron menos asuntos con respecto a otros periodos.

El Consejo General del Poder Judicial dio a conocer ayer la evolución de asuntos en el primer trimestre del año, con una caída  de los casos del 15,3 % en Galicia, en comparación con el mismo periodo del año pasado.  Aunque el real decreto por el que se declaró el estado de alarma solo afectó a 18 de los 91 días estudiados, para analizar este trimestre hay que tener ya presente, aseguran desde el TSXG, "la incidencia de la covid-19 en el desarrollo de la actividad judicial lo que implica, que se observen disminuciones en el ingreso  pero también en la resolución de asuntos".

La suspensión de todas las actuaciones judiciales y de los plazos procesales, salvo en los supuestos de servicios esenciales, hizo que los juzgados funcionaran a ralentí, aunque en el caso de Ourense la incidencia se notó menos. Así pues acusa una bajada más liviana -un 13,4%- en el contexto gallego. Algo parecido le sucede a Pontevedra (-12%) y más patente en A Coruña (el descenso alcanzó el 18%) y Lugo (-16,1%)

La incidencia de casi tres semanas de crisis sanitaria en el periodo de análisis "apenas se nota", valora el presidente de la Audiencia, Antonio Piña. Pone de ejemplo el Juzgado de Familia de la ciudad (Instancia 6): "Tuvo 522 asuntos nuevos frente a los 529 del año anterior".

Los órganos judiciales ourensanos, entre enero y finales de marzo, ingresaron 7.464 procedimientos frente a los 8.625 de 2019 en ese mismo periodo. A Coruña sumó 26.410,  Pontevedra, 26.481 y Lugo, 7.654.

La provincia tenía en enero 13.636 casos sin resolver frente a los 13.491 a finales de marzo (en 2019 eran 14.024). Pese a que había menos, se resolvieron también menos. Los juzgados de Ourense zanjaron 7.581 asuntos frente a los 8.950 que concluyeron en 2019 -un 15,3% menos, el porcentaje más elevado de Galicia-. 

Los pronósticos para los próximos meses, a partir de septiembre, pasan por menos denuncias en la jurisdicción penal (bajaron los delitos entre marzo y junio) pero más actividad en los juzgados sociales y contenciosos-administrativos. "Se espera, en la última recta del año, un incremento de la litigiosidad derivada del impacto socioeconómico de las medidas adoptadas durante el estado de alarma: ERTEs, despidos, EREs, procedimientos de Seguridad Social, concursos de persona física y jurídica, impagos, desahucios, procedimientos de familia, sanciones impuestas por el confinamiento", asegura Piña. No obstante, el magistrado anota que en junio y julio los juzgados no han notado avalanchas y los abogados incluso acusan una bajada de trabajo. 

Las cifras
Civil
3.826  procedimientos ingresados en los 20 órganos. Resueltos: 3.778. En marzo había 8.193
Penal
3.983 en trámite en enero. Ingresaron 2.838 y se resolvieron 2.987. En marzo, quedaban 3.820.
Contencioso
Los dos juzgados partían de 552. Ingresaron 134 y resolvieron 136. A finales de marzo: 551 
Social
Ingresaron 666 y  zanjaron 680.  En marzo había  927 sin resolver.