Ourense

Vuelve la lluvia a Ourense tras dos meses de ausencia

Ourense

El tiempo

Vuelve la lluvia a Ourense tras dos meses de ausencia

La localidad de Santa Baia de Montes, en Cualedro, cubierta por neblina ayer a primera hora.
photo_cameraLa localidad de Santa Baia de Montes, en Cualedro, cubierta por neblina ayer a primera hora.
Se esperan precipitaciones tormentosas y bajón de 10 grados en las máximas esta semana

Vuelven, después de dos meses de sequía, las precipitaciones a Ourense, junto con una bajada de las máximas en toda la provincia de Ourense de 10 grados.

Así lo pronostica Meteogalicia, desde donde aseguran que situaciones como la vivida el pasado jueves, cuando se alcanzaron los 41,2 grados en Leiro, "no sucederán más" en el futuro próximo, que vendrá marcado por un descenso de 10 grados en las máximas, que pese a no sufrir valores extremos, se estabilizarán entre los 30 y los 32 grados. Las mínimas irán descendiendo a medida que avance la semana, hasta llegar a los 15 grados, e incluso menos. 

Para hoy

En Ourense se espera hoy una jornada de cielo nublado, donde se pueden registrar lluvias débiles desde primera hora. Por la tarde aumentará la probabilidad de chubascos tormentosos localmente fuertes, más probables en el interior.  Se experimentarán precipitaciones de tipo tormentoso en cualquier punto de la provincia, con más probabilidad de que surjan en zonas montañosas que en el noroeste del territorio. La última vez que se registraron precipitaciones de cierta consideración en la ciudad fue el pasado 12 de junio, con 5,4 litros de agua por metro cuadrado. 

Habrá nubes de chubascos, que generarán tormentas no homogéneas cargadas de rayos, que dependerán del azar y de cómo se mueva el anticiclón, y aliviarán en parte la carga de los servicios de extinción de incendios, que estos días se enfrentan a seis focos activos a la vez.

El resto de días se espera alguna tormenta aislada, pero las probabilidades de precipitaciones se reducirán considerablemente a medida que avance la semana. 

El escenario es consecuencia de que Galicia quedará en una situación intermedia entre el anticiclón centrado en Azores y una baja térmica sobre la península ibérica, con entrada de aire frío en altura que aumentará significativamente la inestabilidad, tras el paso de la masa de aire cálido procedente de África.