Ourense

La Xunta impulsa viejas demandas con un gasto que sube a 1.223 millones

Ourense

infraestructuras

La Xunta impulsa viejas demandas con un gasto que sube a 1.223 millones

Entrada del nuevo edificio de hospitalización de Ourense.
photo_cameraEntrada del nuevo edificio de hospitalización de Ourense.

La reforma del CHUO, intermodal o conexión del Polígono con la A-52 centran las inversiones, superiores a 100 millones

La Xunta apuesta por impulsar gran parte de las viejas demandas de la provincia de Ourense con las previsiones incluidas en su proyecto de presupuestos para 2019, aprobados en Consello de Goberno el pasado jueves y ya en plena tramitación parlamentaria, después de que ayer el conselleiro de Facenda, Valeriano Martínez, entregase el documento al presidente de la Cámara, Miguel Santalices.

Con su apuesta, el Ejecutivo liderado por Alberto Núñez Feijóo eleva en algo más de un 6,5% el gasto previsto para Ourense en relación a los presupuestos de 2018, situándose en 1.223 millones de euros, de los que 104 se incluyen en el capítulo de inversiones.

Pese al aumento, al crecer también el resto de provincias, Ourense sigue a la cola en cifras absolutas de gasto, ascendiendo al segundo lugar si se atiende al gasto por habitante, de 3.928 euros, solo por detrás de los 4.022 de Lugo.

Como es habitual, el capítulo de Infrestructuras es uno de los que más expectación genera, recogiendo el departamento liderado por Ethel Vázquez partidas por un total de 51 millones para continuar, entre otras cosas, las obras iniciadas el pasado mes de junio del enlace entre el Polígono de San Cibrao y la A-52 o la terminal de autobuses de la futura intermodal, para la que también reserva una cantidad que transferirá a Adif destinada al aparcamiento subterráneo.

La sanidad centra también los esfuerzos de la Xunta en la provincia, dotándose el Plan Director del Complexo Hospitalario Universitario de Ourense con algo más de cinco millones para sentar las bases de la esperada reforma del edificio Cristal o liberando fondos para los centros de salud de Pereiro de Aguiar y Paderne de Allariz.

En Política Social, el Gobierno gallego pretende concretar el centro para adultos con diversidad funcional o la residencia de tercera edad, aunque las partidas más grandes quedan para ejercicios posteriores, mientras que en Medio Rural se confía en dar, por fin, el impulso al plan de regadío en A Limia.

Uno de los proyectos más innovadores, como es el del ecobarrio de A Ponte, contará con una aportación autonómica de casi 2,5 millones para desarrollarse y poder ser una realidad de la mano del resto de administraciones.