Ourense

Dos rotondas mejorarán la seguridad en Otero Pedrayo

Ourense

SEGURIDAD VIAL

Dos rotondas mejorarán la seguridad en Otero Pedrayo

El proyecto, de 2,2 millones, para reducir el impacto del tráfico en la zona se iniciará en 2018

Una obra sufragada por la Consellería de Infraestructuras de la Xunta mejorará la seguridad en los dos primeros kilómetros de la OU-536, correspondientes a la avenida Otero  Pedrayo, con la incorporación de dos glorietas, la mejora de los viales de servicio y la incorporación de más iluminación, con un presupuesto de 2.240.000 euros. El proyecto "xa está aprobado e redactado", subrayó la conselleira, Ethel Vázquez. Entre otros detalles técnicos, explicó que "actuarase nalgunhas das interseccións existentes, coa execución de dúas glorietas: a primeira delas, no acceso ao Campus Norte e á parroquia da Asunción, e a segunda no acceso cara ao barrio da Rabaza".

El objetivo final es separar el tráfico que se dirige hacia dicho barrio de la ciudad, del que discurre por la vía de servicio que permite el acceso a los comercios y garajes de la zona.

Con esta actuación se pretende racionalizar el tráfico mediante "una reordenación de cruces que permita ganar en seguridad en la zona, donde también se incrementará la iluminación en las zonas correspondientes a los distintos pasos de peatones", señaló José Enrique Pardo Landrove, jefe del servicio de ConseOU1613410-OU-536-Vista nocturnarvación y Seguridad Vial de la Consellería.

Por otra parte, el proyecto contempla igualmente una renovación completa de las luminarias, sustituyendo las actuales por tecnología LED, así como, aprovechando la obra, una mejora de la red de saneamiento y abastecimiento en la zona. Otro de los aspectos que se incorpora al proyecto es cambiar los actuales semáforos que regulaban el tráfico por otros con pulsador para facilitar el paso de peatones.

Además, se reformará "la vía de servicio en su margen izquierdo con una nueva acera que facilite el acceso a los vehículos allí aparcados, que ahora lo harán en batería", explicó Pardo Landrove.

El alcalde de la ciudad, Jesús Vázquez, destacó la "colaboración" entre distintas administraciones, como "a base fundamental" para poner en marcha proyectos "de tal envergadura".

Por otra parte, recordó que estas obras recogen las demandas y aportaciones presentadas por las asociaciones de vecinos de As Lagoas y de A Follateira, dentro de la mesa da movilidade, y recordó en este sentido que en esta misma zona se "rexistrou fai uns meses un atropelo", en alusión a la necesidad de mejorar la seguridad en este vial.

Según indicó la conselleira, la previsión es que "no primeiro trimestre de 2018" esté adjudicada la obra y quede rematada para estar lista en el arranque del 2019.

El regidor, por su parte, apuntó el detalle de que junto con la actuación en la reordenación del tráfico, se incorporarán "espacios axardinados nas isletas incluidas no proxecto".

Desde Ourense en Común señalaron ayer que "pode que solucione o problema de seguridade viaria na zona, pero supón renunciar a unha demanda histórica como é a unión dos campus". Señalan, por otra parte, que el proyecto presentado ayer por la conselleira "non se corresponde co planificado no futuro PXOM", en el que se recoge el soterramiento de los viales centrales de la avenida, "o que permitiría dotar de amplas zonas verdes en superficie".

Dos fuentes, antesala del Campus da Auga

El alcalde de Ourense, Jesús Vázquez, explicó que el hecho de que ambas glorietas tengan previsto instalar sendas fuentes "ten a sú razón de ser e é que eiquí está o Campus da Auga e esas fontes reforzan a aposta da cidade polo termalismo". De este modo, una de las entradas principales a la ciudad se convertirá en un escaparate de esa apuesta termal.