La Región

REPORTAJE

¿Y los “galos" de Os Maios?

Los enfados, la creatividad y la retranca forman parte de la fiesta que exalta la primavera. También los veteranos que acumulan victorias con creaciones espectaculares. La organización reivindica el "esplendor" de antaño

Los vecinos de Rabo de Galo recrearon el puesto de una pulpeira e invitaron a pulpo a los ourensanos.
Los vecinos de Rabo de Galo recrearon el puesto de una pulpeira e invitaron a pulpo a los ourensanos.
¿Y los “galos" de Os Maios?

En una copla de los Maios de 1935 en Ourense se hace referencia a "una pirámide casi invencible". Es la forma del maio tradicional o enxebre, que años después dejó paso al maio artístico o de fantasía, con una interpretación un poco más libre y en la que sobresalen monumentos y escenas cotidianas. Aún más reciente, la tercera opción: el creativo.

Este es una representación del enxebre–tiene que tener forma de pirámide o cono–, pero utilizando cualquier tipo de material. Para los más puristas, una aberración a la fiesta. De hecho, el año pasado hubo polémica con el ganador de esta categoría. Expertos y veteranos decían que no respetaba la forma original de pirámide o cono. Con todo, la fiesta de Os Maios procura recuperar el esplendor de antaño e invita a los ourensanos a participar con su maio en esta fiesta, que está declarada de Interés Turístico. "Ya no es lo que era" es la frase que más se repite, incluso desde la organización, que espera que este fin de semana Ourense sea capital del ocio cultural con la auténtica exaltación de la primavera, que es lo que representa esta tradición.  


“Caras duras" desde 1936


La asociación de vecinos de Rabo de Galo y, posteriormente, su versión juvenil, Os Galos, son uno de los participantes más veteranos en la fiesta de la primavera. También los que más premios se han llevado a lo largo de la historia del concurso. Basta un chequeo a Galiciana (Biblioteca Dixital de Galicia) para comprobar las primeras apariciones en prensa de los ourensanos que participan en Os Maios. En 1936 eran los de Rabo de Galo. " Veñan ver o Mayo que foi moldeado polos "caras duras" de Rabodegalo...", empieza una copla de ese año. Lorinda Fernández, la presidenta de la asociación de vecinos de Rabo de Galo, transmite el malestar de los suyos. "Llevamos años sin presentarnos. Valoran más la cantidad que la calidad. Un maio artístico si se hace bien es espectacular. Ya no es lo que era. Estamos enfadados", dice. 


Las creaciones


No es la primera vez que la asociación se queja de los cambios en la fiesta o en el concurso. En 2008 volvían tras otro parón, ya que en el año anterior les sentó mal el cambio de la fecha tradicional del 3 de mayo al primer domingo de mes, como viene celebrándose desde entonces. 

Suyas son "obras célebres" como una recreación de las termas de A Chavasqueira, en 2007. También una pulpeira ofreciendo público a los ourensanos y una recreación de la matanza del cerco. "O agro", un carro tirado por vacas y hasta el Renault del "Alpinche" pasaron por el "taller de primavera" de los de Rabo de Galo. También personajes célebres de la ciudad en forma de estatua: la "Leiteira" y la "Castañeira" fueron un maio en manos de los de Rabo de Galo. No sabemos si volverán. Con todo, la rivalidad, la retranca y la creatividad, forman parte de la fiesta.