Ourense

Yosi, a por un récord Guinness

Ourense

MÚSICA

Yosi, a por un récord Guinness

Carlos Escobedo y Yosi Domínguez, sobre el escenario (MANUEL CABALEIRO).
photo_cameraCarlos Escobedo y Yosi Domínguez, sobre el escenario (MANUEL CABALEIRO).
De la mano de Carlos Escobedo y Kutxi, el alma máter de Los Suaves participará en La batalla de los 300, la mayor concentración de músicos tocando en directo en la historia de España

"Are you crazy?”, le preguntó Carlos Escobedo a Yosi Domínguez. Y como ya conocía su respuesta, por colega y por amigo, le lanzó un ramoniano grito de guerra de “Let’s Rock” y el ourensano aceptó la invitación. “Esto es mejor que ir al psicólogo”, le prometió el frontman de Sôber y, así, también junto con otro amigo como es Kutxi Romero de Marea, los tres cantantes serán los protagonistas el 30 de mayo en Quintanar de la Orden (Toledo) del “Crazy Drummer’s Day - La batalla de los 300”, un concierto en directo del que participarán otros 67 vocalistas más 100 baterías, 90 guitarras y 40 bajistas. El objetivo es batir un récord Guinness al estar tocando en directo por primera vez en España la mayor cantidad de músicos en un mismo recital. 

Hace un año, en la misma localidad manchega, se organizó con motivo del décimo aniversario de la Escuela de Música Moderna La Cochera C.A.M. un encuentro en el que se batió el récord Guinness por contar con el mayor número de baterías interpretando un crescendo en conjunto: 127. Como si eso no fuera suficiente, también se logró un segundo récord que consistió en el golpe de batería más fuerte del mundo tocado por un grupo. Tras semejante hazaña, organizada por el responsable de la escuela Óscar Escamilla Martínez y su secuaz Escobedo, ¿qué hacer?. “Después de lo del año pasado, con prácticamente una marabunta de baterías que parecía un ejército andando, dijimos con Oscar, ¿por qué no meter también guitarristas, bajistas y cantantes y hacer un homenaje al rock nacional y, sobre todo, a gente que tiene un bagaje tal como para haber demostrado ser un icono del rock? –espeta el propio Carlos-. Y, a partir de ahí, ya pensamos en hablar con Yosi; por la parte que me toca, como músico, como escritor y como amigo. Y a partir de que Yosi dijo que sí nació la chispa, esa chispa gallega que tiene él, y se está creando algo muy bonito con lo que la gente al día de hoy ya está alucinando”.

“Llamado por muchos El Poeta y por otros tantos denominado como uno de los mejores compositores del rock contemporáneo, para mí Yosi es algo más que todo eso: ha sido y será el padre de todos los que hemos querido dedicarnos a esta locura llamada rock”, escribió Escobedo, a modo de colaboración, en el reciente libro de Yosi “Canciones, algún desliz y dos o tres fotografías”. 


Fuertes vínculos


Ocurre que es muy larga la relación entre ambos músicos. Si Carlos empezó escuchando sus canciones de adolescente, después lo asistió técnicamente en las grabaciones de sus últimos discos, en su propio estudio, Cube, además, por supuesto, de haber compartido escenario en cantidad de inolvidables veladas. 

En esta nueva oportunidad los espera un acontecimiento que el cantante de Sôber augura como “épico”. Junto a ellos, y completando lo que el mismo Carlos define como “el trío calavera”, estará otro amigo como es Kutxi Romero, quien con Marea devolvió a Yosi a un escenario multitudinario en la mismísima ciudad de Ourense el último verano. El otro mentor de esta cruzada, Óscar, estará comandando las baterías, y también serán de la partida Rafa Vegas (Rosendo) al mando del escuadrón de bajos y Jorge Salán (Mago de Oz, Miguel Ríos, Jeff Scott Soto), que hará lo propio con las guitarras.

Pero más allá de los nombres propios, todos los que participen de esta epopeya serán guerreros por igual. “Los participantes son los protagonistas, en un concierto que ofrecerá una fórmula diferente donde precisamente cada uno de los participantes se convierte en la estrella por un día, en el músico de su artista favorito”, aporta Escobedo. 

Así, previa inscripción a partir del 15 de febrero en www.crazydrummers.com, los 300 guerreros participantes de esta singular batalla musical irán por el récord Guinness con la interpretación colectiva de cinco canciones: “Dolores se llamaba Lola” de Yosi, “Que se joda el viento” de Marea, “Loco” y “Náufrago” de Sôber y una “sorpresa” que, según Carlos, será “una canción homenaje al rock nacional”. La aventura promete. Carlos Escobedo dixit: “Hay que hacerles ver a las nuevas generaciones la importancia que ha tenido y que sigue teniendo al día de hoy el rock nacional. No hay mejor manera que hacer al rock un homenaje que la gente pueda ver in situ y diga ‘¡ostias, ya entiendo por qué son grandes!’. El rock es lo más auténtico que existe en la música”.