Ourense

El día en el que Yosi volvió a cantar

Ourense

CULTURA

El día en el que Yosi volvió a cantar

El Marcos Valcárcel se quedó pequeño para acoger a los numerosos amigos y fans del líder de Los Suaves que presentó, con el apoyo de la Diputación de Ourense, un libro muy personal 

Yosi, el letrista. El poeta, el literato, el compañero, el amigo cercano, la leyenda del rock español, el añorado por sus fans, el músico que llevó el nombre de Ourense fuera de las fronteras españolas. Yosi, voz, puño y alma del grupo más internacional de As Burgas. 

La de este sábado fue una jornada inolvidable para Yosi Domínguez, líder de Los Suaves, en la que volvió a subirse a un escenario, aunque esta vez, en forma de tarima. "Cuando me den el alta volveré a los escenarios, uno nunca olvida ese gusanillo", adelantó Domínguez, para alegría de los presentes, que ovacionaron la buena nueva.

El músico llegó al Marcos Valcárcel en moto, acompañado de una comitiva de diez Moteros Solidarios, quienes se encargaron de avisar a vecinos y turistas de que algo "se cocía" en la ciudad. La sala de exposiciones del centro cultural se quedó pequeña para acoger a las numerosas amistades y seguidores del ourensano, que presentó su esperado "Canciones, algún desliz y dos o tres fotografías", un libro"para los amigos", tal y como señaló su autor.

Presentación del libro de Yosi

"Esta aventura arrancó en 2015, cuando le pedí a Yosi que me firmase uno de los libros de Los Suaves y me di cuenta de que tenía que hacer él uno propio", explicó Manuel Baltar, presidente de la Diputación de Ourense. Domínguez arrancó entonces la elaboración del libro, que finalmente tomó forma de dos volúmenes en los que participaron 30 amigos artistas. Muchos de ellos, como Xosé Lois Vázquez "Che", Alexandro, Jaime Noguerol, Fortu Sánchez, Afonso Vázquez-Monxardín, Bieito Iglesias, Xose Lois "O Carrabouxo", Rochi Novoa o Alba Fernández, compartieron la señalada fecha con el artista. "Algunos no pudieron venir porque son músicos de carretera", apuntó Yosi, quien agradeció de forma especial a Laura Lunardelli -su pareja-, a Manuel Baltar y a Aurelio Gómez Villar la edición del volumen.

El fenómeno de la "yosimanía", como la apodó Baltar, se dejó ver durante el acto, con aplausos, rostros de emoción y vítores. "Yosi no es normal", bromeó Manuel Manquiña, quien guió la presentación. "Tiene la medalla de oro de la ciudad y de la provincia de Ourense, además de la de Galicia, y la olímpica... Bueno, todo llegará", aseguró. "Quiero agradecer a los médicos que me atendieron -sufrió un grave un accidente en un concierto en 2016-, yo estaba en silla de ruedas y hoy llegué aquí en una moto", dijo Yosi. El poeta fue breve en su intervención, porque "dejo que mis canciones hablen por mí". 


"Nuestro" Dylan


Manuel Baltar ensalzó la figura del músico y su importante papel en la cultura ourensana. "Yosi es nuestro Dylan, o quizás deberíamos decir que Dylan es el Yosi estadounidense", aseguró el presidente provincial. El historiador y profesor Afonso Vázquez-Monxardín, por su parte, destacó la faceta de escritor del artista: "É un poeta que sabe dicir o que outros sinten e non saben dicir". Su amigo Fortu Sánchez, vocalista de Obús, recordó la "gran" ayuda que Yosi le ha brindado en su carrera musical. "É unha alegría estar aquí e quedamos a espera do que queda por vir", dijo el escritor ourensano Bieito Iglesias.

Como colofón, el grupo Derroche puso música a "Por una vez en la vida" y a "Siempre igual". Yosi se levantó para cantar, por primera vez en público desde el accidente, la letra de la última. La emoción sacudió la sala del Marcos Valcárcel, que se puso en pie para escuchar al añorado ídolo, quien entonó con los presentes "Ocho de la mañana, suena el despertador...". Antes de marcharse, Yosi recibió, como buen colchonero, una butaca del Calderón de regalo.