Ourense

Y Yosi resucitó un Día de Difuntos

Ourense

CRÓNICA

Y Yosi resucitó un Día de Difuntos

Yosi Domínguez volvió al estudio de grabación, cuatro años después, un Día de Difuntos (IVÁN MALVIDO).
photo_cameraYosi Domínguez volvió al estudio de grabación, cuatro años después, un Día de Difuntos (IVÁN MALVIDO).
Como es adepto a jugar con las fechas, tal como lo demostró con títulos como “27 mil días” o “29 años, 9 meses y 1 día”, ahora le gusta decir que entró a un estudio de grabación después de 4 años, 8 meses y 16 días

Era un día como otro cualquiera… ni negro ni blanco”, canta Yosi en el inicio de “Víspera de Todos los Santos”. Pero esta víspera no fue un día cualquiera, ni negro ni blanco. “La vida no tiene colores, no es blanca, negra, ni siquiera gris. Y si acaso alguno tuviera sería el color del tiempo... ¿no es así?”, dice el mismo compositor en otra de sus canciones, “Piensan”. Sí. La vida tiene el color del tiempo. Un tiempo en el que el alma máter de Los Suaves no pisó el cementerio ni para visitar a sus muertos, acaso por respeto o, peor, por temor, al “negro carro de hierro” que es el “San Francisco Express”. O quizá por los “tantos sueños que soñar” que le quedan. Para que no se le trunquen. Porque, para no repetir esta noche de noviembre la frase “se asombra de estar vivo el muerto que ahora soy” necesitó, por fin, tener sueños. Será por aquello de que “son los sueños los que soportan la vida” y “no se puede seguir viviendo sin ellos”. Entonces, “¿qué hacer cuando los sueños se van?”. Parece que Yosi lo tuvo claro este Día de Difuntos. Y de muerto nada. El verso “llevo un montón de años muerto sin darme cuenta”, también de “Cuando los sueños se van”, dejó de encajarle por un día. img_0438-copia_resultado

Como es adepto a jugar con las fechas, tal como lo demostró con títulos como “27 mil días” o “29 años, 9 meses y 1 día”, ahora le gusta decir que entró a un estudio de grabación después de 4 años, 8 meses y 16 días, cuando colaboró con la canción en euskera "Bihar ez da existitzen" de Non Nahi. Y después de 3 años, 3 meses y 8 días del accidente que lo dejó al borde de la muerte en pleno show en Santander. Hasta que volvió, a 2 años, 11 meses y 3 días de la fatídica noche de La Magdalena, con Marea y en Expourense. “Tenías que volver pero no de cualquier manera: en Ourense y con amigos”, le dijo Kutxi Romero a Yosi, además de un desafiante a la vez que cariñoso “subes o te subo”, antes de cantar juntos “Dulce castigo” y “Preparados para el rock and roll”. 

Y tanto que depende Yosi de sus amigos para estar preparado para el rock and roll. Amigos de ruta que, como Kutxi, le dieron su sitio en la historia de la música cuando se sumaron a su libro “Canciones, algún desliz y dos o tres fotografías”. Amigos como El Drogas, Fortu Sánchez de Obús, Juankar Boikot, SherpaBarón, Carlos Escobedo de Sober, Chizzo de La Renga o Rulo. Amigos que, como sus seguidores, que para Yosi son amigos y no fans, estuvieron junto a él en el tramo más difícil de su vida. Porque no es lo mismo compartir rosas que espinas…

“29 años, 9 meses y 1 día” fue la última canción que Yosi grabó con Los Suaves, en estudio pero para el álbum registrado en vivo el 18 de septiembre de 2010. Nunca la cantó en vivo. ¿Sería premonitorio? “Cuando estaba llegando a la cima / la vida me hizo parar / de golpe me mandó al silencio…”. Pero, como Yosi inquirió tantas veces: “¿Hay un libro en el que está escrito nuestro destino?”. Por lo pronto, honró a los muertos en su día, el día de todos, grabando una canción, en Ourense y con amigos, tal como le recomendó Romero: “¡Que salga lo malo y entre lo bueno!”. El futuro no lo decidirá Yosi. Lo decidirá Dios. Y el Diablo también. Por el muerto que fue.