EXPLOTACIONES AGRíCOLAS

Ourense encabeza los robos en las explotaciones agrícolas gallegas

Una cartel que advierte a los ladrones de verduras
photo_camera Una cartel que advierte a los ladrones de verduras

La Guardia Civil recogió medio centenar de incidencias en el campo en sólo seis meses, cuando en 2013 fueron 82 durante todo el año

Ourense es la provincia gallega que ha contabilizado más robos en explotaciones agrícolas y ganaderas en el primer semestre del año, un total de 49. Estos datos ofrecen un cambio de tendencia ya que es la primera vez desde 2008 que la provincia lidera este ránking negativo, tal como se recoge en una respuesta parlamentaria al diputado socialista Miguel Ángel Heredia, en la que detalla que entre enero y junio de este año se produjeron un total de 154 sustracciones en el campo gallego, de las que casi una tercera parte tuvieron como escenario áreas rurales de Ourense.

Es cada vez más habitual de un tiempo a esta parte el robo de combustible, la sustracción de maquinaria agrícola, aperos o simplemente productos hortofrutícolas. Son las materias más preciadas, según confirma un agente de la Guardia Civil de un puesto rural de la provincial. "Normalmente, son robos de subsistencia, muchos de ellos amparados en la necesidad, atribuidos a delincuentes habituales de una determinada zona", asegura.

Los últimos meses del año suelen ser los peores, ya que el otoño es la época dedicada a la matanza del cerdo y la recolección de frutos de otoño como las castañas o setas. Sin olvidar que las fechas navideñas disparan ciertos tipo de robos no sólo en el campo sino también en la ciudad, con mayor incidencia de los hurtos.

La Guardia Civil, para hacer frente a este fenómeno delictivo implantó los llamados "equipos ROCA", que tratan de dar cobertura integral al agricultor y al mismo tiempo facilitar información para las investigaciones por sustracciones en zonas más vulnerables.



Gasóleo

En los últimos tiempos, especial mención merecen todos aquellas incidencias, no siempre traducidas en denuncias, relacionadas con la sustracción de gasóleo. La Fiscalía de Ourense puso de manifiesto en su última memoria la irrupción de delitos contra el patrimonio, otrora habituales pero que habían quedado en el olvido, aludiendo a la sustracción de combustible tanto en camiones estacionados en área industriales o en las máquinas de obras de cierta envergadura. No obstante, según asegura la Guardia Civil, los saqueos de combustible quedan en su mayor parte sin denunciar por su escasa cuantía económica.

Lo que sí trae de cabeza estos días a los agricultores es el robo de castañas en las principales zonas de producción de la provincia, tal y como informó la pasada semana La Región. Tanto es así que, según afirmaba ayer Unións Agrarias, la cosecha de esta año puede peligrar. El secretario de agricultura y ganadería extensiva de este sindicato, Xosé Ramón González, trasladó al subdelegado del Gobierno, Roberto Castro, la "extrema preocupación" de los productores de los municipios de Riós, A Gudiña y A Mezquita. "Si el año pasado era algo anecdótico, este año los robos han proliferado", destacó González, para añadir que los autores parecen ser "gente organizada que va por la noche a coger las castañas en fincas privadas". UUAA apunta que estos robos se producen principalmente "cerca de la carretera N-525", probablemente por las "facilidades de huida", y los atribuye a "pequeños grupos" organizados que actúan "de forma simultánea en varios puntos del trazado".

Por ello, es partidario de "cerrar la salida comercial de los furtivos, para frenar el robo de cosechas que cada año se incrementa en los sectores de la fruta, patatas o ganado" y atajar esta oleada de robos. En algunos casos, los ladrones han sustraído más de 50 kilos de castañas, lo que les reporta una media de 600 euros.

Te puede interesar
Más en Provincia