Salud

Alimentos y divertículis

Salud

nutrición

Alimentos y divertículis

Preparaciones de textura blandas con sémola de trigo.
photo_cameraPreparaciones de textura blandas con sémola de trigo.
¿Se puede comer quinoa y cuscús en dolencias como la divertículis?

El manejo dietético de la afección diverticular se plantea en función de la etapa de la enfermedad y/o de las complicaciones que se presenten. Si la situación está alejada de la fase aguda, es decir, de la fase de inflamación y la tolerancia digestiva es buena, no se justifica excluir semillas y cereales que puedan aportar fibra al plan de alimentación. 

Tanto la quinoa (semilla consumida en forma de cereal) como el cuscús (plato elaborado con sémola de trigo como ingredienge principal), presentan una composición nutricional nada despreciable de fibra dietética, 2.80 gramos y 1.40 gramos por 100 gramos de alimento, respectivamente. Esta cualidad resulta muy útil no sólo para alcanzar las recomendaciones para la población general (25-38 gramos de fibra/día) sino para contribuir en fibra a los planes dietéticos especiales. 

Aunque no hay pruebas concluyentes de que una dieta rica en fibra pueda revertir la divertículis, existen evidencias razonables de que este tipo de dieta puede mejorar los síntomas. 

El plan nutricional recomendado en la alteración diverticular, apoya un plan alto en residuos junto a una ingesta adecuada de líquidos (8-10 vasos de agua + preparaciones líquidas) para mejorar el tránsito intestinal. Una dieta adecuada en fibra combinada con una correcta hidratación promueve unas heces blandas y voluminosas, que pasan más rápidamente y con menos esfuerzo 

En una etapa en la que ya no hay inflamación, se puede pasar progresiva y paulatinamente de una dieta de reposo y baja en residuos, a una dieta alta en fibra. En este punto, las semillas y granos de cereales como el cuscús en la alimentación, ya no están asociados con el riesgo de desarrollar complicaciones. 

Si bien la fibra presente en la quinoa y en la sémola de trigo, es un recurso para obtener una dieta rica en fibra y reducir la progresión de la enfermedad, es importante tener en cuenta que en la etapa inicial del plan alimentación progresiva, los cereales y pseudocereales, en este caso la quinoa, se deben preparar adoptando formas de cocción que permitan obtener una textura blanda, para comerlos en forma de cremas, purés, sopas, púdin, tortillas,entre otras preparaciones y valorar la tolerancia digestiva, antes de pasar a preparaciones sólidas. 

Puedes apoyarte en un nutricionista experto que te guíe en la incorporación de los alimentos, valore suplementación y te oriente en la preparación de los alimentos para prevenir la recidiva de síntomas y evitar la diverticulitis.

Envíe sus dudas a: 

[email protected]