VIVIR mejor

El círculo vicioso del estrés y la falta de sueño

VIVIR mejor

El círculo vicioso del estrés y la falta de sueño

lo-monaco
photo_camera lo-monaco

El día a día puede resultar toda una odisea cuando nos encontramos en una situación de estrés y falta de sueño. Hay múltiples circunstancias en la vida que pueden producirlo: el trabajo, una boda o divorcio, problemas de dinero, tener un bebé… Pero si hay algo común a todas ellas y que agrava la situación es la falta de sueño. 

El 84% de los españoles declaran sufrir estrés, pero la relación con el descanso es tan clara como que el 62% de los ciudadanos afirman sentirse agotados al final del día. Esto prueba que un buen descanso es clave para combatir el estrés, y por tanto, mejorar nuestra salud. No hay que olvidar que el estrés continuado puede causar algunas enfermedades como la ansiedad o la depresión, pero también se le relaciona con otras más graves como las enfermedades de corazón. 

Si el estrés es la causa de un mal descanso o si la falta de sueño es lo que produce estrés no está claro, lo que sí se ha demostrado es que en muchos casos están relacionados y forman un círculo vicioso del que es difícil salir: el cuerpo busca descansar de toda la tensión vivida en el día para reponerse, pero cuando esto no ocurre, esta tensión se acumula noche tras noche, aumentando cada vez más. 

Conseguir un buen descanso y así aliviar la tensión del día a día

No existe una fórmula mágica para evitar el duermevela, pero sí hay una serie de recomendaciones que nos ayudan a conciliar un sueño profundo. Según el especialista Eduard Estivill, la clave está en las dos horas previas a acostarnos. En la actualidad hay una serie de costumbres, bastante comunes, que están afectando negativamente a nuestro descanso. Por ejemplo, el 40% de los españoles consultan algún tipo de gadget antes de dormir y esto aumenta la dificultad de conciliar al sueño. Es muy recomendable cambiar los móviles y dispositivos luminosos (incluida la televisión), por libros.

También apunta Estivill que cenamos demasiado y consumimos algunos alimentos que conllevan una digestión pesada (carnes rojas, guisos y especias), debemos sustituir este tipo de comidas por otras más ligeras. Se nos recomienda, además, olvidarnos de cualquier actividad relacionada con el trabajo durante estas dos horas previas y dedicarnos a algo relajante que nos ayude a desconectar.

Estas son algunas de las claves para preparar al cuerpo antes de ir a la cama, pero una vez que nos disponemos a dormir es muy importante saber elegir un buen colchón.  De esto dependerá que no entre en juego un tercer elemento en esta espiral del estrés: los dolores musculares. Además de la falta de sueño, las contracturas son causa y consecuencia de estrés, y tanto la almohada como el colchón nos pueden evitar este problema. 

Combatir el estrés con los materiales viscoelásticos

Es básico elegir un material de calidad que nos proporcione un descanso adecuado. En este sentido grupolomonaco cuenta con las máximas certificaciones europeas de calidad de fabricación (que no solo avalan la calidad de los materiales, también el proceso de fabricación, dado que utilizan materias primas ecológicas y que no tienen sustancias nocivas ni para la salud ni para el medioambiente); además de la garantía de la marca ante cualquier defecto o disconformidad con las cualidades que se especifican en el contrato de compra.

Una de las características que distinguen el material viscolástico de los demás, es que se adapta al cuerpo, evitando los dolores musculares. Además de esto tiene otras ventajas como es la ausencia de ruidos que provocan los muelles y que también pueden afectar a nuestro descanso. Pero algunos colchones Lo Mónaco, como el Triple Natura, suman a estas prestaciones el sistema Airflow que garantiza el flujo de aire en un entorno 360º ;y el sistema Cloudsense, que como su propio nombre indica, potencian el efecto “nube” al recostarnos sobre el colchón.

Pero lo más importante es que Grupo Lo Mónaco cuenta con una amplia gama de colchones viscoelásticos que se adaptan a la perfección a la situación y los gustos de cada persona. De esta manera, en la página web podemos elegir el colchón que más se adapte a nosotros según la firmeza, temperatura o altura que busquemos. Esta cuestión es importante, por ejemplo, en el caso de una persona mayor que necesitará un tipo de colchón más rígido para poder acostarse y levantarse con facilidad que otra más joven.

Pero aunque esté disponible toda la información en la página web, es importante contar con la opinión de los profesionales. A la hora de elegir nuestro colchón, Lo Mónaco pone a nuestra disposición los conocimientos de sus trabajadores ya que la marca se distingue por su sistema de venta no convencional que se basa en las visitas domiciliarias que se pueden solicitar por teléfono o por internet. En ellas, asesores especializados se ocupan de cada caso eligiendo las prestaciones más recomendables para cada situación personal, y una vez elegido el colchón, ellos mismos te lo llevan a casa.

Lo Mónaco también cuenta con una amplia gama de almohadas viscoelásticas que nos ayuda a  evitar los problemas de cervicales, ya que mantiene el cuello en una posición correcta y estable. Aunque hay que tener en cuenta que no basta con tener una buena almohada, hay que usarla correctamente: debemos intentar que la postura que adoptemos sea similar a la que tenemos al estar de pie, no colocar los hombros en la almohada y sí la cabeza al completo en la misma.

Todos estos consejos pueden ayudar mejorar los hábitos de sueño y así reducir el cansancio. Dejar a un lado el estrés tiene muchos efectos positivos en la salud: evita enfermedades e influye positivamente en el estado de ánimo; aunque también en la vida personal, ya que mejora nuestro rendimiento laboral.