VIVIR mejor

¿Qué consejos de alimentación pueden ayudarme para perder peso este mes?

VIVIR mejor

¡SOMOS LO QUE COMEMOS!

¿Qué consejos de alimentación pueden ayudarme para perder peso este mes?

Conviene evitar las calorías de más, sustituyendo los azúcares por fruta.
photo_cameraConviene evitar las calorías de más, sustituyendo los azúcares por fruta.
Siete pautas para adelgazar tras la ingesta de alimentos durante la Navidad

Aprovechar la motivación extra que acompaña los propósitos de principio de año,  viene muy bien para iniciar un plan de alimentación saludable de pérdida de peso. Si bien algunos consejos pueden ayudar a cumplir este objetivo en enero, lo ideal es prolongar estas pautas durante el resto del año de forma tal, que se puedan establecer hábitos de alimentación perdurables. Es importante recordar la contribución al bienestar de una dieta equilibrada, adaptada a las necesidades nutricionales y orientada por un profesional, para recortar calorías sin poner en riesgo la salud.

A continuación 7 pasos para avanzar en una rutina de adelgazamiento:

1. Elegir proteínas de calidad. Los alimentos ricos en proteína de buena calidad  aportan mayor saciedad y consigue reducir el consumo frecuente de alimentos entre comidas (picoteo). Principales alimentos proteicos saciantes: huevos, carnes, legumbres y pescado. 

2. Añadir más verdura y fruta al plato. Consumir más fruta y verdura tiene la ventaja de servir raciones más grandes (con más volumen) y menor contenido energético. Una buena estrategia en este sentido es reservar en cada comida, la mitad del espacio del plato para las preparaciones de verduras y hortalizas. 

3. Tomar suficiente líquido y mantenerse hidratado. El agua tiene un papel importante en la reducción de la ingesta energética y en el aprovechamiento de los nutrientes. 

4. Incorporar alimentos ricos en fibra. Elegir bien los hidratos de carbono y apostar por productos elaborados con harinas y cereales de grano entero. Además de fibra dietética, estos alimentos (cereales, frutas, verduras y legumbres) contribuyen como fuente principal de energía. Ideales para primeros platos y pequeñas guarniciones. 

5.- Comer cuando realmente se tenga hambre. Se busca realizar las comidas en función del apetito y no comer por inercia, distracción o acompañamiento de otras actividades cotidianas.  

6. Apostar por el desayuno. Las proteínas del desayuno disminuyen las probabilidades de consumir bollería o pasteles ricos en grasa a media mañana. Es recomendable descartar los cereales con azúcar añadido. 

7. Mantenerse activo. La inactividad suma riesgo a la salud. La Organización Mundial de la Salud, establece como pauta recomendable una media de 150 minutos semanales de  actividad física aeróbica moderada,  o bien 75 minutos de actividad física intensa. 

Envíe sus dudas a: [email protected]