VIVIR mejor

Descubriendo la rica quinoa

VIVIR mejor

¡Somos lo que comemos!

Descubriendo la rica quinoa

La forma más habitual de cocinar la quinoa consiste en la cocción en agua, caldo de verduras o de ave.
photo_camera La forma más habitual de cocinar la quinoa consiste en la cocción en agua, caldo de verduras o de ave.

La quinoa es un producto alimenticio altamente nutritivo, cultivado desde hace varios miles de años en América del Sur, con una calidad proteica sobresaliente y rica en vitaminas y minerales.

La quinoa es un alimento de la categoría de las semillas con una composición nutricional y cualidades similares a los cereales, de allí que se le conozca como un “pseudocereal”. Sus granos tienen un excelente contenido nutritivo, con unos valores de proteína de entre 10,4 y 17%. La importancia de su proteína radica principalmente en la calidad, con una composición equilibrada de aminoácidos esenciales, similar a la composición de la caseína, la proteína de la leche. Una taza cocida de quinoa aporta 5 gramos de fibra, una cantidad  excelente a la hora de alcanzar las recomendaciones. Este elevado contenido en fibra dietética tiene muchos efectos positivos para la salud, por ejemplo, puede reducir el nivel de colesterol en la sangre y mejorar la digestión.

La quinoa es uno de los principales cultivos alimentarios de la sierra andina, pero en los últimos tiempos ha aumentado el interés por el producto en otras regiones del mundo. La quinoa ha sido seleccionada por la FAO como uno de los cultivos destinados a ofrecer seguridad alimentaria en el próximo siglo.

Los principales usos de la quinoa en la alimentación son para cocinar, hornear, etc .; como ingrediente base de productos sin gluten, así como para la elaboración de cereales de desayuno, pastas y galletas.

En el aspecto culinario la quinoa es una semilla que se puede consumir de forma similar a cualquier otro cereal. Además, no contiene gluten, característica que permite su consumo por personas celíacas. Es pseudocereal muy versátil, apto para elaborar tanto platos dulces como salados. 

Pasos a seguir para cocinar la quinoa correctamente:

1. Aunque la mayoría de las marcas disponibles en el mercado ya ofrecen el producto lavado, es muy recomendable lavar la quinoa con abundante agua y eliminar así una sustancia (la saponina) que comparte con los granos un regusto amargo. 

2. Antes de cocerla, algunos expertos aconsejan tostarla en una cazuela para eliminar el exceso de humedad y otorgarle un matiz tostado muy atractivo. 

3. En el momento de cocerla, debe medirse la cantidad adecuada de quinoa y agua, evitando así que quede aguada. La medida suele ser un vaso de quinoa por un vaso y medio de agua.

4. Una vez en el punto de ebullición, bajar el fuego al mínimo y dejar que termine de hacerse durante unos 20 minutos con la tapa puesta. 

5. Finalmente, para que adquiera la textura esponjosa tan característica, es necesario remover con un tenedor la quinoa ya cocida y dejar reposar unos minutos fuera del fuego.

Envíe sus dudas a: [email protected]