VIVIR mejor

Detrás de las dietas “sin azúcar"

VIVIR mejor

Nutrición

Detrás de las dietas “sin azúcar"

Arroz, pasta y patatas, alimentos ricos en hidratos de carbono.
photo_cameraArroz, pasta y patatas, alimentos ricos en hidratos de carbono.
¿En qué se basan las dietas sin carbohidratos?

Las dietas pobres en azúcares reducen la cantidad de alimentos ricos en harinas y almidones.  Por lo general, son planificaciones dietéticas bajas en calorías que persiguen la pérdida de peso suprimiendo uno de los nutrientes principales. 

Los hidratos de carbono también llamados glúcidos, son una fuente importante de energía en la alimentación. Son moléculas sintetizadas en los vegetales, que aportan al menos la mitad de la energía total consumida por niños y adultos. 

No todas las dietas bajas en carbohidratos son iguales, hay diferentes niveles de restricción: (moderada, baja o muy baja), las opciones muy restrictivas pueden poner en riesgo la salud, por lo que es prudente conocer el alcance y considerar el consejo de un profesional al emprender un régimen de adelgazamiento de estas características. 

Cuando se hace una dieta tan limitante en este nutriente (20-50 g/día, o menos del 10% de calorías), se pierden los múltiples beneficios para la salud de alimentos tan importantes como  legumbres, verduras y frutas. Estos grupos de alimentos excluidos de las comidas cotidianas, aportan vitaminas, minerales, fibra dietética y antioxidantes, que socorren en la prevención de enfermedades crónicas como la diabetes y las afecciones cardiovasculares, y también de distintas alteraciones digestivas. 

Por otra parte, es bueno tener presente que los planes sin azúcar, pueden variar en cantidad y calidad de carbohidratos, pero también modificar el contenido de proteínas y grasas.

Los glúcidos principales, representados en monosacáridos, disacáridos (sacarosa, maltosa, lactosa), oligosacáridos y almidón, son utilizados por el organismo humano, como combustible de preferencia para las células nerviosas y los músculos en crecimiento. Mantener la cantidad mínima recomendada de ingesta de carbohidratos, (130 gramos al día,  45-65% en un plan de 2000 Kilocalorías) responde a la exigencia de energía y favorece el estado de salud.  


Tipos de azúcares


Los conocidos como azúcares "simples" son una fuente rápida de energía para el organismo. Se encuentran naturalmente en algunos alimentos como azúcar blanco , azúcar moreno, miel, jarabes, confituras, frutas, zumos y néctares. Están contenidos igualmente en leche y lácteos, así como en azúcares añadidos a los alimentos durante su procesamiento o preparación, es el caso de cereales listos para el desayuno, pasteles, galletas, bollería y otros productos horneados, también en carnes embutidas, refrescos y salsas. 

El almidón o azúcar "complejo" proviene de las plantas y proporciona una liberación más lenta de energía que los azúcares “simples”. Los alimentos ricos en este elemento nutritivo abarcan desde los granos enteros y harinas de cereales como avena, arroz, trigo, cebada y centeno hasta legumbres (guisantes, habas, lentejas), patata y otros tubérculos (mandioca,batata,etc).

Envíe sus dudas a: 

[email protected]