VIVIR mejor

Los alimentos que ayudan a recuperarse de la gripe

VIVIR mejor

Nutrición

Los alimentos que ayudan a recuperarse de la gripe

Las nueces favorecen la función inmune.
photo_cameraLas nueces favorecen la función inmune.
¿Qué alimentos aconsejas comer en un proceso de recuperación de la gripe?

Una alimentación saludable beneficia la respuesta del sistema inmune, favoreciendo que el organismo enfrente mejor, enfermedades estacionales como la gripe. Mantener día a día una dieta equilibrada, completa con los nutrientes necesarios, aumenta las defensas del cuerpo ante virus y bacterias. Alimentos como las frutas cítricas, los lácteos enriquecidos, los huevos y las carnes magras con características destacadas (nutricionales, antivirales, antioxidantes) resultan clave en la recuperación de las alteraciones respiratorias y en la mejoría de los síntomas gripales.

En la temporada invernal coinciden ciertos factores (cansancio, menor exposición a la luz solar, bajo consumo de alimentos frescos, carencias vitamínicas, sedentarismo,..) que afectan el sistema inmune. En prevención y ayuda para avanzar en un proceso gripal, conviene reforzar los hábitos alimentarios saludables y cuidar el consumo de los siguientes alimentos en particular: 

1. Fruta cítrica fresca. Naranjas, limones, pomelos, fresas, moras y arándanos. Ricas en vitamina C, estas frutas son excelentes opciones para un cóctel antioxidante que protege de las infecciones al estimular la formación de anticuerpos. Tomar 3  raciones de fruta diaria, ya sea entera, troceada, añadida a yogures y ensaladas o en forma de zumo, aumenta no sólo el aporte de vitaminas sino que secundan el la ingesta de líquidos que facilita la eliminación  del moco.  

2. Huevos. Fuente de proteínas de calidad y vitamina A. Los huevos protegen de las infecciones manteniendo sana no sólo la mucosa y los tejidos de la boca, sino también del estómago, los intestinos y el sistema respiratorio. La falta de proteínas puede aumentar el riesgo de padecer infecciones.

3. Frutos secos y aceite de oliva. Este es un dúo rico en vitamina E, una vitamina que funciona como antioxidante y neutraliza los radicales libres, en otras palabras ayuda a eliminar las toxinas provocadas por la infección, mejorando la función inmune. Son buenas opciones para sumar vitamina E a la dieta preparar por ejemplo, b¡scotes tostados untados con pasta de nueces, huevos escalfados con un chorrito de aceite de oliva, o una crema de calabaza con pipas. 

4. Carnes magras y pescado azul. Además de los muchos nutrientes que aportan, son alimentos fuente de zinc, un elemento que protege de las infecciones y favorece la cicatrización de las heridas. No puede faltar en la dieta antigripal, se puede garantizar en la dieta incluyendo carnes magras de cerdo, ternera y aves, sardinas, mejillones, etc.

5. Puerro, cebolla, ajo, cebollino: estas hortalizas de la familia de las liliáceas poseen propiedades diuréticas, digestivas, mucolíticas, expectorantes y calmantes. Este grupo de alimentos pueden ayudar a sobrellevar algunos síntomas catarrales en los procesos infecciosos, poseen cualidades que suavizan la garganta y alivian la irritación leve de las mucosas. Son acertadas las preparaciones tipo caldos y sopas con estos productos para hidratar y recuperar el calor corporal.

Envíe sus dudas a: 

[email protected]