La Región

SOCIEDAD

¿Fue el viaje a la Luna un montaje?

Se ha asegurado que es falso que los astronautas Neil Armstrong y Buzz Aldrin estuvieran en la Luna, que todo fue un montaje. Sin embargo los soviéticos no dudaron que era real
Los tripulantes del Apolo 11, a su regreso a la Tierra, recibidos como héroes por el pueblo estadounidense.
Los tripulantes del Apolo 11, a su regreso a la Tierra, recibidos como héroes por el pueblo estadounidense.
¿Fue el viaje a la Luna un montaje?

En el libro “El Primer Hombre” (James R. Hansen) que narra el viaje, se cuenta que los rusos lanzaron el 13 de julio de 1969 una nave robotizada llamada “Luna 15” con el objetivo de aterrizar en el satélite, recoger muestras y robar protagonismo al Apolo 11, pero la nave se estrelló contra la superficie lunar el 21 de julio, un día después del alunizaje de los americanos. También surgieron dudas sobre cómo fue posible fotografiar a Neil Armstrong descendiendo la escalera del módulo y hacerla desde atrás y a una considerable distancia, al ser este el primer hombre que pisó la superficie lunar. 

La explicación es tan sencilla que incluso sorprende. Armstrong fue el primero que descendió y lo hizo con una cámara para fotografiar la salida de Aldrin, así estaba previsto. En realidad el astronauta que se ve en la fotografía descendiendo del módulo es Buzz Aldrin. Pero la fotografía es una imagen que representa la llegada del primer astronauta a la Luna con independencia de quien sea el hombre que baja la escalera. Incluso no existe una fotografía propia de Armstrong, salvo otra de Aldrin en la que se refleja Armstrong en el visor de su casco. 

Otra de las razones por la que se ha dudado de la realidad del alunizaje es el tema de la bandera de los Estados Unidos que aparece en las fotografías. Como se sabe en la Luna existe gravedad y por lo tanto la bandera debería estar caída y pegada al mástil. La bandera sin embargo se ve estirada e incluso con una pequeña arruga, como si hubiese viento, lo que es imposible sin atmósfera. La explicación es que la bandera llevaba un brazo telescópico adosado a la parte superior del asta para mantenerla extendida. Los astronautas tuvieron dificultades para clavar el asta, que se sostuvo con poca estabilidad y, además, no fueron capaces de extender totalmente el brazo telescópico, por lo que la bandera tenía, en palabras de Buzz Aldrin, “una singular ondulación permanente” parecida a la que crearía el viento. Al final la bandera quedó tan mal colocada e inestable que los astronautas temieron que se pudiera caer y todo el planeta lo viera en directo, lo que al final ocurrió cuando el Eagle despegó. 

Se ha dicho también que no se ha explicado cómo pudo despegar el Módulo Lunar si al alunizar había consumido casi todo el combustible del que disponía. La explicación es que llevaba dos tanques de combustible, uno para alunizar y otro para despegar. Los astronautas dejaron en el satélite además un reflector de rayos que enviados desde la Tierra mide, actualmente, la distancia exacta entre ambos planetas. 

También se ha puesto en duda la realidad del viaje alegando que en las fotografías no se ven estrellas en el universo oscuro. En realidad hay que tener en cuenta que el alunizaje se hizo cuando era de día en la Luna, cuando el sol brilla, y lo hace con más intensidad que en la Tierra porque no hay atmósfera. Ni en nuestro planeta ni en la Luna se ven las estrellas de día. Esa contaminación lumínica provocada por el Sol hace que la tenue luz de las estrellas no se pueda percibir. En fin, se ha alunizado otras 5 veces, Apolo 12 (1969) Apolo 14 y 15 (1971) y Apolo 16 y 17 (1972). 

A veces pienso que si el alunizaje hubiese sido un fracaso porque el módulo lunar se hubiese estrellado o no pudiese despegar y los astronautas muriesen en la Luna, nadie pondría en duda la realidad del viaje. El ser humano llegó, estuvo y volvió de la Luna, aunque algunos no lo crean. n