Sociedad

Cambio en la lista de morosos: entra Neymar y se van Rodrigo Rato y Kiko Matamoros

Sociedad

Cambio en la lista de morosos: entra Neymar y se van Rodrigo Rato y Kiko Matamoros

El jugador brasileño arrastra una deuda con el "fisco" de 34,6 millones de euros

El jugador de fútbol brasileño del Paris Saint-Germain y exjugador del FC Barcelona, Neymar, aparece por primera vez en la lista de morosos del Ministerio de Hacienda, con una deuda de 34,6 millones de euros, siendo la primera persona física en volumen de deuda de todo el listado, desbanco así del primer puesto al empresario Agapito García Sánchez, con 15,97 millones, la misma cifra que el año pasado.

Entre los personajes destacados que permanecen en la lista figura, por segundo año, el excampeón de motociclismo Sito Pons, que adeuda 1,95 millones de euros, lo mismo que en la anterior lista, y el expresidente de Banesto Mario Conde, que reduce su deuda a 12,37 millones.

También permanecen María Paz Campos Trigos, nombre real de la actriz Paz Vega, que adeuda 2,63 millones de euros, más que los 2,49 millones que debía el año anterior; y la presentadora Patricia Conde, con una deuda de más de 1,88 millones de euros, por encima de los 1,83 del año pasado.

Estos son algunos de los nombres destacados recogidos en la lista de morosos publicada este miércoles por Hacienda por tener, a 31 de diciembre de 2019, deudas con la Administración Tributaria superiores al millón de euros.

Por su parte, el exvicepresidente del Gobierno y expresidente de Bankia, Rodrigo Rato, sale de la lista, al igual que el abogado José Emilio Rodríguez Menéndez y el colaborador de televisión Juan Francisco Matamoros, conocido como Kiko Matamoros, que ya no figuran en el listado. También sale de la nueva lista Izquierda Unida-Madrid.

El listado de morosos de Hacienda se abandona en los casos en los que los deudores reducen su deuda por debajo del millón de euros, aunque se aproxime a esa cifra, o por otros supuestos como cancelaciones por el cobro o por prescripción o por insolvencia definitiva, entre otros, sin perjuicio de que puedan volver a aparecer a posteriori.