Fraudes y supersticiones fomentan una 'epidemia' de cesáreas en China

Las supersticiones y el interés monetario han disparado el porcentaje de cesáreas en China hasta un 46 por ciento de los nacimientos, un índice calificado de 'epidemia' en el último informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS).
Las cesáreas se practican en casi uno de cada dos nacimientos en China, cuando sólo una cuarta parte de ellas son necesarias, señala el estudio divulgado hoy por el diario oficial 'China Daily'.

Estas cesáreas innecesarias ponen en peligro la salud de la madre y pueden crear complicaciones respiratorias en el bebé, advierte la OMS.

La tendencia se ha incrementado en los últimos años, ya que muchas mujeres escogen un día considerado de buena suerte por la superstición china, como sucedió el 8 de agosto de 2008 (el número '8' es de buen augurio en el país asiático) o prefieren un parto rápido, una elección que puede ser contraproducente.

'No sabía nada de eso', señaló al rotativo Zhang Lin, una pequinesa madre de una niña de dos años nacida por cesárea. 'El doctor me dijo que la cesárea era cómoda e indolora, y que era más rápida que el parto natural. Así que escogí cesárea'.

Muchos hospitales maternales recomiendan cesáreas innecesarias motivados por incentivos financieros, señaló el catedrático Liu Shuang, de la Universidad Popular, ya que esta operación puede costar unos mil dólares, comparada con un parto normal, que cuesta unos 300 al cambio.

La sanidad no sólo no es gratuita en China, sino que supone un alto gasto para los pacientes.

El actual porcentaje de cesáreas multiplica por diez al que había en la década de 1970, y hoy se aplica al 46 por ciento de los partos, muy lejos del 15 por ciento que la OMS considera razonable.

El mismo problema padecen otros países como EEUU, con un 31 por ciento; Vietnam, con un 36, y Tailandia, con un 34, según el mismo informe.

Te puede interesar