Sociedad

Ojo a los neumáticos y las luces del coche: la DGT arranca una campaña de vigilancia

Sociedad

Ojo a los neumáticos y las luces del coche: la DGT arranca una campaña de vigilancia

El dispositivo se extenderá hasta el jueves 19 de noviembre en las carreteras gallegas

La Dirección General de Tráfico inicia hoy una campaña especial de vigilancia que se centrará en verificar el estado de los neumáticos y de las luces de los vehículos.  Se trata de una campaña específica de las carreteras de Galicia y que se prolongará hasta el próximo jueves, día 19.

El año pasado, el 58% de los vehículos en los que viajaban las víctimas mortales de accidentes de tráfico en vías interurbanas en Galicia tenían más de diez años de antigüedad. Este hecho ha motivado que las Jefaturas de Tráfico en Galicia hayan incluido en el calendario anual de campañas una dedicada exclusivamente a la vigilancia de las condiciones de los vehículos que circulan por las carreteras y, en concreto, al estado de neumático y luces, como elementos claves en la seguridad de los vehículos. Recuerdan, además, que en esta época del año disminuye notablemente la luminosidad en las vías y es más frecuente la meteorología adversa, por lo que aumenta la necesidad de verificar el correcto estado de ambos elementos.

Relación entre riesgo y antigüedad

Según un estudio realizado por la Dirección General de Tráfico, el riesgo de fallecer o resultar herido grave se multiplica por dos al comparar los accidentes ocurridos con vehículos de 10 a 15 años de antigüedad, en relación con vehículos de menos de 5 años. Teniendo en cuenta esta relación entre riesgo y antigüedad del vehículo, el mantenimiento adecuado de todos los elementos de seguridad se convierten en una actividad imprescindible para combatir la siniestralidad.

Estado de los neumáticos

Los neumáticos constituyen el único y decisivo contacto con la carretera. Son los encargados de asegurar la adherencia en el empuje, en la frenada y en el deslizamiento lateral. También se encargan de que la dirección del recorrido del vehículo sea la deseada por el usuario y de la amortiguación de las imperfecciones del pavimento. Es recomendable que la profundidad de las ranura tenga como mínimo 3 milímetros. El límite legal es de 1,6 milímetros

Aproximadamente más de un millón de los vehículos, un 5%, circulan con defectos graves en las ruedas, principalmente por llevar una profundidad del dibujo por debajo del mínimo legal de 1,6 mm; tener un desgaste irregular debido a una mala suspensión o una alineación incorrecta y circular con una presión errónea. Además, los vehículos relacionados con un uso más profesional como es el caso de las furgonetas, presentan mayores índices de defectos en los neumáticos.

También es necesario comprobar regularmente la presión del neumático en frío y la rueda de repuesto, así como revisar posibles fugas de aire por las válvulas. El tapón de la misma constituye un elemento de estanqueidad, por lo que su uso es imprescindible.

Alumbrado y señalización

La finalidad de las luces de los vehículos no sólo es la de ver, sino también la de ser visto, ya que cada vehículo en circulación es, en la práctica, un obstáculo para los demás, por lo que la delimitación de su presencia también es significativa.

Para que la conducción se realice en condiciones de seguridad, se aconseja prestar una especial atención a la utilización, mantenimiento y regulación de los faros, para conseguir, por un lado, disponer de luz suficiente y, por otro, no deslumbrar a quién circula por las mismas vías públicas.

Hay que tener en cuenta algunos consejos básicos:

  •  Las lámparas van reduciendo su intensidad con el uso, por lo que deben cambiarse cada 40.000 km. o 2 años.
  •  Las lámparas se deben cambiar de dos en dos, debido a que su uso es simétrico en la mayoría de los casos.
  •  Es necesario mantener siempre limpias las ópticas: faros y pilotos