Sociedad

Las palmeras españolas, amenazadas por el ataque de un escarabajo rojo diminuto

Sociedad

Las palmeras españolas, amenazadas por el ataque de un escarabajo rojo diminuto

Escarabajo picudo, devorador de palmeras
Las palmeras españolas padecen desde hace años su particular gripe A, sólo que no es un virus el que deja maltrecha su salud, sino un gorgojo, el picudo rojo, que trae de cabeza a las autoridades medioambientales de Canarias, de las comunidades mediterráneas y de muchos de sus ayuntamientos.
El Gobierno central, por medio del Ministerio de Medio Ambiente, los ejecutivos autonómicos, los cabildos canarios y los municipios llevan años estrujándose las sesos para acabar con este bicho que vuela de palmera en palmera, se encierra en ella y poco a poco absorbe su vida hasta matarla. Los planes de prevención, control y erradicación de esta especie de escarabajo rojo diminuto, dotado de una fina trompa o pico en sus fauces, son muy costosos, tal y como señalaron diversos expertos consultados al respecto.

En la Comunidad Valenciana el presupuesto ascendió a los 18 millones de euros desde 1995, repartidos a partes iguales entre el Gobierno central y la Generalitat; en Canarias el importe es superior -aunque su Ejecutivo no precisó la cuantía- y en Cataluña, Murcia y Andalucía el picudo rojo también hizo un agujero por el que cada año se pierde dinero.

La situación llegó a tal punto que la Ejecutiva de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) pidió en abril al Gobierno que pusiera en marcha 'medidas urgentes'.

Te puede interesar