Sociedad

¿Qué pasa con la nueva política de privacidad de WhatsApp?

Sociedad

¿Qué pasa con la nueva política de privacidad de WhatsApp?

Una mujer consulta sus mensajes.
photo_camera Una mujer consulta sus mensajes.
A través de un mensaje a los usuarios, la App avisaba de unas nuevas condiciones en la Política de Privacidad

Este 2021, nos trae como novedad, la actualización de la Política de Privacidad de la aplicación de mensajería instantánea más usada en España, y en el mundo, WhatsApp (Propiedad de Facebook desde finales del año pasado), contando con más de 2.000 millones de usuarios a nivel global y más de 30 millones en nuestro país.

¿Cómo ha surgido la polémica con la aplicación?

A través de un mensaje a los usuarios, la App avisaba de unas nuevas condiciones en la Política de Privacidad que deberían de aceptarse y en consecuencia, a aplicarse a partir del 8 de febrero.

¿En qué consistían los cambios? 

Parecen muy simples, confeccionados de tal forma que se induzca a aceptarlos sin leerlos (como siempre), sucintamente proceder al almacenamiento de las copias de seguridad en los servidores propiedad de Facebook. Para tranquilidad de los usuarios europeos, seguimos igual de protegidos en aplicación del RGPD, ya que el contenido de los mensajes (chats, audios, fotos, vídeos…) sigue protegido y cifrado de extremo a extremo, entre el usuario emisor y el receptor (ni WhatsApp, ni Facebook podrían acceder a ellos). Además, en virtud del referido RGPD, para llevar a cabo esto, WhatsApp, necesitaría de nuestro consentimiento expreso, el cual no es válido si se nos obliga a otorgarlo, por ejemplo forzándonos a aceptar o a darnos de baja.

Sin embargo, las copias de seguridad no están cifradas, por lo que sí que podrían acceder al contenido.

De todos modos, no les interesa el contenido de los mensajes, pero sí toda la información relacionada con los mismos (cómo interactúa el usuario y con quién) para poder analizar estos datos y perfilar más aún la oferta de otros servicios.

¿Qué han hecho los usuarios?

Se ha generado duda e incertidumbre sobre si con las nuevas condiciones sería obligatorio compartir la información de los chats con Facebook, al almacenarse en sus servidores la información.

Ante esta inseguridad sobre la posible vulneración de la privacidad, muchos usuarios se han dado de baja en la plataforma y se han descargado y registrado en otras aplicaciones de mensajería instantánea, como por ejemplo Telegram, la cual llegó a registrar en tan solo 72 horas 25 millones de nuevos usuarios.

¿Cuál ha sido la consecuencia?

WhatsApp, ha decidido aplazar hasta el próximo 15 de mayo la entrada en vigor de los cambios en su Política de Privacidad, que inicialmente iban a hacerse efectivos el 8 de febrero, aclarando que a los usuarios que ya habían aceptado las nuevas condiciones, no se les aplicarán, y que adoptarán nuevas medidas para aclarar la información sobre la privacidad y seguridad.