Sociedad

El programa de detección precoz de cáncer de mama realizó 113.011 exploraciones en 2009 y evitó 254 muertes desde 1992

Sociedad

El Sergas creará siete nuevas unidades de exploración en los hospitales comarcales para potenciar la oferta de estos centros

El programa de detección precoz de cáncer de mama realizó 113.011 exploraciones en 2009 y evitó 254 muertes desde 1992

El programa de detección precoz de cáncer de mama realizó en Galicia un total de 113.011 exploraciones a lo largo del año pasado, alcanzando 1.241.109 desde su puesta en marcha en 1992, y permitió evitar el 26 por ciento de las muertes esperadas en las mujeres diagnosticadas, lo que supone 254 personas hasta 2007.
Así lo destacó hoy en rueda de prensa la conselleira de Sanidade, Pilar Farjas, quien recalcó que entre 1992 y 2007 se registraron 725 muertes sobre las 979 previstas por esta enfermedad, lo que supone que se evitaron un 26 por ciento de los fallecimientos esperados con el programa de detección precoz del cáncer de mama.

De este modo, comentó que la supervivencia de las mujeres diagnosticadas por el programa es superior a la de las que se les detectó fuera del mismo. Por ello, la titular de Sanidade resaltó el incremento de la esperanza de vida de las participantes en el programa de detección precoz de cáncer de mama.

Farjas resaltó, asimismo, que desde el inicio del programa se detectaron un total de 3.247 casos de cáncer, lo que supone una tasa de detección de 3,2 casos por cada mil mujeres exploradas.

Asimismo, hizo hincapié en el grado de participación de las mujeres, con un 80,1 por ciento, al tiempo que valoró la satisfacción de las usuarias, con un 99,3 por ciento global, destacando que el 65,2 por ciento consideró la experiencia 'muy satisfactoria', y el 34,1 por ciento, 'bastante satisfactoria', según los datos de la encuesta bienal realizada en 2008.

AMPLIACIÓN DE EDAD


La conselleira recordó que el programa comenzó en 1992 con atención al grupo de edad de 50 a 64 años, que en la actualidad se ha ampliado hasta los 69 años desde 2005.

La citación de las participantes, según recordó, se hace por carta 10-15 días antes de la prueba y en ella se especifica el lugar, día y hora en que debe acudir a realizarla. Si resulta negativa, reciben el resultado en carta personalizada, en la que se les recomienda seguir en el programa de cribado e invitándolas a repetir el estudio al cabo de dos años.

En caso de que sea necesario realizar más pruebas para llegar a un diagnóstico se le informa a la paciente por carta certificada y con acuse de recibo. En ella se le facilita una cita para ser atendida en una unidad hospitalaria de diagnóstico y tratamiento, y un número de teléfono de atención directa --981 14 14 14--.

REESTRUCTURACIÓN


Farjas explicó que si bien en la actualidad hay 13 unidades de exploración --nueve de ellas fijas, en A Coruña, Vigo, Santiago, Ferrol, Lugo, Ourense y Pontevedra, y cuatro móviles--, este año se ha iniciado una reestructuración para crear siete en los hospitales comarcales, sustituyendo a las móviles, con el objetivo 'de reforzar la oferta de los hospitales comarcales', por lo que Galicia pasará de 13 a 16. Al respecto, manifestó que esto redundará en la 'oferta y calidad' del servicio.

En relación con el trabajo de estas unidades, Farjas apuntó que cada una realizó una media de 8.693 exploraciones completas en 2009, lo que supone una media de 43 mujeres al día en cada una.

Además, la responsable de la Administración sanitaria resaltó el trabajo de las unidades de evaluación radiológica, que están formadas por profesionales de los servicios de Radiología de los complejos hospitalarios de A Coruña, Pontevedra y Lugo. Así, destacó la 'excelencia y profesionalidad' de los radiólogos que realizan el proceso posterior de evaluación.

En cuanto a las 15 unidades de diagnóstico y tratamiento, que están integradas por los hospitales de la red del Sergas, comentó que a ellas son derivadas las mujeres que necesitan una valoración clínica adicional para su diagnóstico definitivo.

DIGITALIZACIÓN


Entre los objetivos para 2010, la conselleira incluyó el cambio tecnológico iniciado para sustituir mamógrafos analógicos por otros digitales, lo que, según dijo, permitirá prescindir de la logística del transporte y almacenamiento de las mamografías; redundará en la mejora de la detección del cáncer en mujeres jóvenes y con mamas densas; y permitirá que el sistema asistencial acceda a los estudios de cribados y viceversa.

Al respecto la titular de Sanidade comentó que cuentan ya con tres mamógrafos digitales y están en proceso de adquirir seis con un presupuesto de 1.250.000 euros.