Sociedad

El regreso de los hijos pródigos del rock clásico

Sociedad

PAPELES DEL ROCK

El regreso de los hijos pródigos del rock clásico

El grupo The Black Crowes, durante una de sus actuaciones.
photo_cameraEl grupo The Black Crowes, durante una de sus actuaciones.
The Black Crowes reconvirtieron el rock más clásico en un nuevo estilo convirtiéndose en los líderes de todo el “Retro rock"

Existe una compañía aérea en Estados Unidos, American Airlines, sumamente famosa por sus retrasos y problemas de overbooking, dato que pude constatar personalmente hace unos cuantos años, cuando viví en el aeropuerto de Washington la odisea más surrealista que puedan ustedes imaginarse con un vuelo de conexión a Los Ángeles que en teoría no existía y que apareció de la nada y exactamente con tres minutos de tiempo para llegar a la puerta de embarque. Sin embargo, los amantes del rock más clásico y apegado a las raíces tenemos que estar muy agradecidos a la ineficiencia de American Airlines. 

George Drakoulias, afamado productor y A&R en 1988 del sello Def American Recordings, propiedad de Rock Rubin, siempre cuenta que por un retraso del vuelo Toronto-Nueva York de American Airlines, perdió la conexión a San Francisco y no tuvo más remedio que quedarse a dormir en la gran manzana. Preguntó al conserje de su hotel que se podía hacer esa noche en la ciudad y éste le aconsejó que si le gustaba el rock, se diera una vuelta por un club llamado Drums, en el que se programaban muy buenas actuaciones. Drakoulias se llegó hasta este local y en sus propias palabras, “vi un grupo que parecían sacados del Fillmore West en 1968, que hacían una mezcla entre Allman Brothers, Faces y Humble Pie que me dejó fascinado. Muy pocas veces en mi vida me impresionó un grupo como ellos; mezclaban el rock duro con el blues, el soul y hasta la psicodelia de una manera genial. Y no los dejé escapar”. 

Quizá resulte obvio decirlo, ese grupo eran The Black Crowes y en cuestión de semanas, Drakoulias lo arregló todo para que Def American les firmase un contrato, entrasen a grabar su primer larga duración y él mismo se postuló como productor. El resultado fue un álbum debut de factura impecable, que recogió toda esa esencia blues-rock con pinceladas soul y country que había maravillado a su productor aquella noche en Nueva York. Su título, "Shake Your Money Maker" y gracias no solamente al inmenso desborde de talento e inspiración que el grupo plasmó en aquella grabación sino también a su excelente versión del “Hard To Handle” de Otis Redding, que sonó insistentemente en todas las emisoras de radio-rock americanas en la primavera y verano de 1990, la banda de los hermanos Chris y Rich Robinson, The Black Crowes, se convirtieron en toda una sensación primero en los USA, más tarde en todo el planeta.

Lograron revitalizar y volver a poner de actualidad un sonido de rock clásico, directamente conectado al blues progresivo y al rock sureño, que en medio del auge de las nuevas tendencias, creativa y estilísticamente muy rompedoras que alcanzaron el éxito en torno a 1989-90 – Faith No More, Red Hot Chili Peppers, Living Colour, Jane´s Addiction, etc.- y del fenómeno grunge de los emergentes Pearl Jam, Nirvana o Soundgarden, creó una nueva categoría dentro del rock de la década de los 90 y reivindicó justamente en ese controvertido momento el valor de los grandes nombres del rock clásico con un lenguaje y un estilo que sin embargo, en modo alguno se quedaban acartonados ni anclados en la mera nostalgia. No, The Black Crowes reconvirtieron el rock más clásico en un nuevo estilo que irrumpió con una fuerza enorme y convirtiéndose en los líderes de todo el llamado “Retro rock”, estilo del cual 20 años después beben tanto los grupos del llamado sonido “Americana” como los ahora afamados Greta Van Fleet, Blackberry Smoke, Station o Dirty Honey. 

En abril de 1992 The Black Crowes editaron la que para quien firma estos papeles y para una gran cantidad de sus fans, es su obra maestra absoluta más incontrovertible, su disco más lleno de sensibilidad, sentimiento y garra, "The Southern Harmony & Musical Companion", diez canciones que ahora, según vuelvo a escuchar mientras escribo este artículo, me maravillo una vez más de cómo contienen el puro espíritu, la pura esencia del rock; Desde los ecos de un “Sting Me” que podrían haber grabado los Rolling Stones en aquellas legendarias sesiones del "Exile On Main Street" en el sótano de Nellcotte a la densidad zeppeliana de “Remedy” y “My Morning Song”, la pureza blues de “Sometimes Salvation” o el guiño Dylaniano de “Thorn In My Pride”. 

Dejándose llevar a terrenos algo más experimentales y de fusión, "Amórica" su disco de 1994 fue otro magnífico trabajo, al que siguieron, cambiando de orientación aunque siempre dentro de ese estilo deudor del rock clásico, "Three Snakes And One Charm" (1996) y el último trabajo de su época más clásica "By Your Side" (1999). En directo, siempre fue una experiencia ver sus conciertos, tanto en aquel mítico primer concierto en Madrid en una abarrotada Sala Canciller en diciembre de 1992 como tres años más tarde teloneando a los Rolling Stones en su concierto del Voodoo Lounge Tour en Xixón en el verano del 95.

La llegada de la nueva década trajo por un lado, un innegable bajón de calidad en sus producciones y por otro, el creciente deterioro de las relaciones personales entre los dos hermanos Robinson, lo cual motivó la ruptura de la banda en 2002. Desde entonces, ha habido reuniones esporádicas para hacer giras, la edición de abundante material en directo –lo más reciente, un muy válido álbum llamado "Talking To Angels Live" este mismo año 2019- y algún disco en estudio cuya repercusión quedó en cualquier caso muy lejos de su época dorada de los 90. De hecho, desde 2015 The Black Crowes están oficialmente disueltos, debido al abierto enfrentamiento entre los hermanos Robinson, quienes de hecho cada uno se ha embarcado en proyectos diferentes; de una parte el cantante Chris, con su Chris Robinson & The Brotherhood y de la otra, el guitarrista Rich, que ya ha editado dos discos con su banda The Magpie Salute. 

En 2020 se cumplen 30 años del debut discográfico de los Black Crowes, dato que a todo el mundo le había pasado inadvertido hasta que su primer batería, Steve Gorman, declaró a varios medios norteamericanos que sabía de la existencia de conversaciones entre la promotora Live Nation y los hermanos Robinson para llegar a un acuerdo y propiciar el regreso de The Black Crowes a los escenarios, noticia que se ha confirmado. Siete años después de su último show en diciembre de 2013, Chris y Rich Robinson volverán a reunirse como The Black Crowes con músicos aún por confirmar, dado que en principio, no parece probable que los antiguos miembros del grupo formen parte de esta reunión. 

Pero en cualquier caso, el regreso de The Black Crowes es una de las mejores noticias que se han producido en este año. Ahora solo falta esperar que Europa, y por supuesto, España, entren también en sus planes. ¿Se lo imginan?