Tecnología

Móviles más reparables para un entorno digital sostenible

Tecnología

Conectados

Móviles más reparables para un entorno digital sostenible

undefined
Retrasar en lo posible el cambio de móvil es una de las prioridades de los usuarios en un momento en el que los fabricantes utilizan tecnología cada vez más avanzada.

Los avances tecnológicos en telefonía móvil han supuesto para los usuarios una mayor capacidad de opciones y características a utilizar en estos dispositivos, con procesadores más potentes, mejores pantallas, cámaras de mayor resolución y baterías con mayor autonomía.

Sin embargo, la capacidad de reparar o sustituir piezas rotas o estropeadas de estos dispositivos sigue siendo un problema para los usuarios, que ven como en muchas ocasiones resulta mucho más económico adquirir un terminal nuevo que arreglar el terminal estropeado.

Para solucionar esta situación y aumentar la información que los consumidores tienen sobre sus dispositivos electrónicos España adoptará en los próximos meses un índice de reparabilidad que clasificará a los productos eléctricos o electrónicos según la dificultad o capacidad de repación o sustitución de sus componentes. La iniciativa consiste en la creación de un sello que acompañará al producto en su embalaje y que ayudará a los consumidores a tomar mejores decisiones en el momento de la compra.

El índice de reparabilidad contribuirá a promover la economía circular y alargará la capacidad de los consumidores de poder alargar la vida útil de muchos dispositivos, en un momento en el que los productos electrónicos  suponen un importante desembolso para los usuarios. Además, las empresas tecnológicas podrán diferenciarse por criterios de sostenibilidad, creando valor añadido, en un contexto de creciente sensibilidad de los consumidores sobre el impacto ambiental de sus decisiones.

Para puntuar cada dispositivo electrónico se utilizarán un baremo que calcula, entre otros factores, la disponibilidad de piezas de repuesto, la relación entre el precio de las piezas de repuesto y del producto original, la sencillez a la hora de sustituir elementos o la facilidad para desmontar el producto.

Países como Francia ya hana empezado a implantar este sistema desde Enero, y el consumidor cuenta con mucha más información no sólo sobre sus teléfonos móviles, sino también en otros productos como portátiles y televisores inteligentes.

Te puede interesar
Más en Tecnología