INTERNET

El wifi gratis llega al AVE entre Madrid y Barcelona

El acceso al internet inalámbrico y gratuito es uno de los principales quebraderos de cabeza de un turista cuando llega a un hotel o de muchos comensales cuando entran a un restaurante. Los españoles se han acostumbrado a conectarse a la red sin tener que pagar. Lo que antes era un valor añadido se ha convertido en un servicio que se da por descontado.

El wifi gratis llega al AVE entre Madrid y Barcelona

Los transportes pronto dejarán de ser el último reducto sin wifi. Los aviones modernos permiten entrar a internet, aunque los precios suelen ser incompatibles con el perfil de viajero de bajo coste que predomina en los aeropuertos españoles.

En cambio, en el ferrocarril las cosas están cambiando más rápidamente y desde el pasado 1 de abril el 70% de los trenes de la línea de alta velocidad (AVE) entre Madrid y Barcelona disponen de wifi gratuito. Acceder a internet en este corredor es ahora una lotería en la que casi siempre se gana.

Pero la incertidumbre desaparecerá antes de que termine el año, cuando se espera que el servicio se extienda al 100% de la flota.

Renfe, el operador ferroviario estatal, adjudicó a Telefónica en 2015 un contrato valorado en 150 millones de euros por el que la compañía cotizada tenía que desarrollar el sistema para instalar wifi en los trenes de alta velocidad y 20 estaciones de Cercanías. 

Las necesidades son diferentes en ambos casos: en una estación de Cercanías, el tiempo de espera no suele superar los diez minutos, mientras que en un AVE el desplazamiento se sitúa entre una y tres horas, pero puede llegar a seis. En el primer caso, la conexión suele relacionarse con el ocio o la lectura de noticias; en el segundo, es común ver a viajeros que aprovechan el tiempo para trabajar.

La conexión, con 4G, permite al usuario cosas tan diferentes como consumir vídeos, leer todo tipo de páginas web e incluso jugar al casino a través del móvil, pero no ver televisión en streaming a través de plataformas como Movistar, Orange, Netflix o Amazon para no colapsar la red. Otra opción pasa por descargarse la aplicación de Renfe y acceder a televisión en directo o contenidos propios, como música y revistas.

Tras ofrecer el servicio en la línea Madrid-Sevilla, Renfe acelera ahora en la conexión Madrid-Barcelona, que es la más rentable y la que concentra siete millones de usuarios sobre los 21 millones que el AVE transportó en 2017, último año con datos publicados por el Ministerio de Fomento. Aquí se incluyen, además, los viajeros que se suben en las provincias de Guadalajara, Zaragoza, Lleida, Tarragona y Girona. Esta línea será la primera en España que se liberalizará, o sea, que tendrá competencia, como sucede desde hace décadas en los aeropuertos.

¿Qué cambios tecnológicos se han realizado para introducir esta tecnología en una línea con más de 600 kilómetros de longitud? En el exterior, con el objetivo de mejorar la cobertura de 3G a 4G, se han modificado las decenas de postes ubicados junto a las vías. En el interior de cada tren —que transporta a unos 400 pasajeros como máximo— se ha dispuesto un equipo para recibir la señal y distribuirla por los ocho vagones de cada AVE. En las primeras semanas de prueba, aproximadamente un tercio de los usuarios se conecta al wifi gratuito.

Una de las dificultades técnicas ha consistido en la adaptación de cada uno de los modelos que componen la flota de 89 trenes AVE que se han tenido que modificar. Renfe compró a Talgo, Siemens y Alstom los trenes para explotar su red de alta velocidad y, ahora, estas mismas empresas han tenido que desarrollar una ingeniería específica para instalar los cables que han hecho posible la introducción del wifi.

Según Renfe, la conexión no tiene un coste añadido para el viajero. Su intención es que se mantenga así en el futuro y que se generalice a toda la red española de AVE. De lunes a viernes, en torno a un 80% de los pasajeros se mueve por negocios. Durante el fin de semana el perfil cambia radicalmente y predomina el turista. La mala cobertura y las constantes interrupciones en la conexión de internet pronto serán historia en la principal línea de alta velocidad del país.