Tendencias

Diez consejos para disfrutar del verano sin engordar

Tendencias

TENDENCIAS

Diez consejos para disfrutar del verano sin engordar

Con la llegada del verano y de las vacaciones nuestras rutinas del día a día cambian. Con el buen tiempo es imposible que no pensemos en las terrazaS, los picoteos o las comidas fuera de casa.

Un descontrol en nuestros horarios y en la alimentación que termina por pasarnos factura, y si no que se lo pregunten a nuestra báscula que detectará esos kilitos de más.

Lo peor de todo es que llevas meses preparándote para la operación bikini, madrugando para ir al gimnasio o directamente eres de las que echaste el candado al frigorífico para no caer en la tentación, y ahora ves como ese esfuerzo no ha servido para nada.

Pero no pierdas la calma, desde Clínicas Mato Ansorena, expertos en cirugía y medicina estética, confiesan que es posible mantener la línea y disfrutar de los placeres del verano, pero tendrás que hacer un pequeño esfuerzo y seguir estos 10 consejos para cuidar ciertos hábitos durante las vacaciones.

LIBERA TU MENTE

Tu cuerpo es el que es y, por mucho que lo trabajes, la base seguirá siendo la misma. Por ello, es muy importante ser conscientes de lo que somos, lo que podemos llegar a ser y lo que nos debemos exigir. No sirve de nada hacer locuras a corto plazo, recuerda que el "efecto rebote" es mucho peor...

DIETA SANA

La clave está en fomentar unos hábitos alimenticios saludables, ricos en fibra, fruta y verdura. Es la mejor forma para mantener tu cuerpo a raya sin perjudicar tu salud y sin caer en los falsos mitos de las dieta milagro.

RESPETAR LOS HORARIOS

Es de vital importancia sentar unas bases para cada comida, respetarlas y evitar picar entre horas, aunque siempre sea el pecado más apetecible...

HACER EJERCICIO

Aunque estés de vacaciones, no te relajes. No te quedes en el sofá sin moverte. Seguro que ahora tienes la oportunidad perfecta para ejercitar el cuerpo al aire libre en un enclave diferente al de tu día a día. No hace falta que hagas carreras de fondo, puedes disfrutar de sencillos paseos por la orilla del mar, marchas en bici, juegos con amigos... ¡Todo cuenta!

MÁS AGUA, MENOS ALCOHOL

Si, lo sabemos, el verano se hizo para disfrutar. Pero eso no siempre quiere decir abusar, controla las cantidades de alcohol y bebidas azucaradas que consumes, pues siempre hacen un flaco favor a todo lo que trabajas privándote de otras cosas.

NO AL APERITIVO

Las patatas y los frutos secos son el mayor enemigo con el que te toparás... ¡Resiste! Es mucho mejor y beneficioso apostar por picoteos sanos como trozos de zanahoria, manzana, piña o sandía. Los puedes llevar siempre contigo y sacarlos cuando te pique el gusanillo.

TIEMPO DE HELADOS

A nadie le amarga un dulce...Y mucho menos si es un refrescante helado. Eso sí, dale un puntito más "healthy" a tus caprichos de verano con opciones como los polos, o las combinaciones de granizados o yogur. Son bastante más "light" y aportan muchas menos calorías a tu cuerpo. ¡Fresco y sanísimo!

EVITA LAS FRITURAS

Si hay playa de por medio, es muy probable que acabes en un chiringuito pidiendo pescaíto frito. Pero, ojo, que los fritos también son un enemigo a evitar, por la cantidad de grasas que llevan y lo perjudiciales que son para la salud. Puedes permitirte alguno, pero siempre con control y cautela.

CEREALES FOR BREAKFAST

Es la comida más importante del día y haciéndola bien, evitas caer en la tentación de picar en el resto de horas que te quedan por delante. Para ello, añadir cereales a tu rutina diaria es una opción de lo más saludable, por su gran contenido en fibra. Con leche, yogur o zumo, ¡que no se te olviden!

Pequeños esfuerzos con los que conseguirás los resultados que llevas esperando todo el año, sin renunciar a disfrutar las vacaciones y el verano.