La Región

TENDENCIAS

Las frases de abuelas gallegas con "retranca" y "sentidiño"

Decían Los Resentidos que "Ghalisia, sitio distinto", y nuestras abuelas también. Tras el primer capítulo, llega el segundo de las perlas de las abuelas gallegas

Las frases de abuelas gallegas con "retranca" y "sentidiño"

El amor que sienten por nosotros, su forma particular de regañarnos y sus lecciones a modo de refranes, convierten a las abuelas en seres irremplazables. Si a la sabiduría de nuestras yayas, le sumamos la tan famosa retranca gallega, la combinación es perfecta.

El domingo es el día de reunión familiar por excelencia. Si además tenemos la suerte de que la comida sea en casa de la abuela, la jornada es mucho más divertida. La comida en casa de la abuela sigue, semana tras semana, unos patrones casi inmutables. 

Hola abuela, ¿qué tal? Hoxe non estou moi ben. 

Una comilona en casa de la yaya se debe afrontar siempre con una premisa básica: con hambre no te vas. La abuela hará lo imposible para que non deixes a vergoña do galego. No hay nada que le haga más feliz que ver cómo disfrutas del manjar. Y si la comida no ha sido suficiente y el pantalón todavía abrocha: fágoche un bisté? ou queres un ovo?

No se nos vaya a ocurrir distraernos de nuestro objetivo principal, que si todavía no ha quedado claro es el comer hasta hartarse. Nada de despistarse con debates o charlas: Come e cala! Las abuelas más pícaras preferirán echar mano de la rima: O que come e fala, algo lle falta.

img_9570_resultComo es sabido, la abuela es la encargada y la única capaz de poner fin a las discusiones típicas de una familia. Lo hace de una manera sencilla y rotunda: cando sexas pai comerás ovosTodo buen nieto que se precie sabe nunca jamás se le lleva la contraria. Aunque son riquiñas por naturaleza, una abuela esconde su mala leche. Vas ir durmir quente o si contaban con un alpendre te mandaban directo: vas saber o que vale un peine.

Una vez finalizado el convite (aunque a veces es una batalla entre la comida y tu estómago), la abuela saca de su mandil a cuadros la cartera. Todo esto a escondidas de los padres. Cuántos planes habrá financiado la propina de la abuela.

Aproveitade, que deste ano non pasoMaloserá, abuela

Una vez todos contentos, la yaya se despide. Sin antes recordar, vade amodo e volvede axiña.


No acaba el repertorio de una abuela. La retranca gallega es infinita


La gran verdad universal.

- Vas caer

 Las abuelas gallegas tienen sus propios protocolos sanitarios. 

- Estar na horta e non ver as berzas.

La cariñosa forma que tienen tus abuelas para decirte que no te enteras de nada. 

- Dios cho pague / Dios cho pague con un home que non colla na cama

Siempre nos desean lo mejor

- Nin tanto "arre" que fuxa nin tanto "xo" que pare

La versión extendida del maloserá.

- Aproveita gaivota que tarde paparás outra

Y así cada día,... siempre "con sentidiño"