La Región

TENDENCIAS

La app para vender comida a bajo coste en lugar de tirarla

La empresa se ha expandido a once países. A España llegó en 2018 y ya está presente en 13 ciudades 

La app para vender comida a bajo coste en lugar de tirarla

Una tercera parte de los alimentos que se producen a nivel global cada año --es decir,alrededor de 1.300 millones de toneladas-- se pierde o desperdicia, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura. Las nuevas tecnologías han abierto posibilidades novedosas para luchar contra ello, como 'Too Good To Go'.

La 'app' pone en contacto a clientes con establecimientos que ese día tienen un excedente de productos. Por un precio más reducido que el de un menú habitual, los usuarios pueden adquirirun 'pack sorpresa' compuesto con los alimentos que no hayan sido consumidos en el negocio en cuestión. Los 'packs' dependen del negocio y de su excendente: "Se valora con ellosqué tipo de producto es el que tienen y qué tipo de 'packs' son los que se pueden poner a través de la aplicación", ha explicado en declaraciones a Europa Press Carlos García, el reponsable de prensa y eventos de la empresa.

En 'Too Good To Go' --disponible en iOS y en Android-- hay espacio para cadenas (por ejemplo, Tim Hortons, SushiShop), pequeños establecimientos, panaderías y fruterías y negocios 'veggies', entre otros. Siempre y cuando el objetivo del negocio tenga como objetivo luchar contra el desperdicio alimenticio, tiene las puertas de la 'app' abierta: "Lo que no queremos es tener establecimientos que simplemente quieran utilizar 'Too Good To Go'para adquirir visibilidad", ha señalado García.

La aplicación nació en Dinamarca en 2016, con un grupo de emprendedores que había asistido a un evento. Cuando terminó, vieron que el establecimiento tiraba todo lo que había sobrado del buffet. Le preguntaron al propietario por qué mandaba a la basura esa comida en perfecto estado y él les dijo que no se podía guardar para el día siguiente: ya no estarían lo suficientemente frescos y la clientela no los querría.

"Al final, no tenía otra opción que desperdiciar esos productos", ha resaltado García. Fue a partir de ese momento cuando este grupo de emprendedores comenzó a darle vueltas a qué podían hacer para contribuir a reducir el desperdicio de alimentos.

Desde entonces, la empresa se ha expandido a once países europeos. A España llegó en 2018 y ya está presente en 13 ciudades y tiene 300.000 usuarios (10 millones a nivel europeo).