La Región

EN IMÁGENES

Una cascada, el elemento más atractivo del aeropuerto de Singapur

La caída de agua ha sido bautizada con el nombre de 'Rain Vortex', tiene unos 40 metros de altura y de sus turbinas caen casi 38.000 litros de agua de lluvia por minuto.

La cascada del aeropuerto de Singapur.
La cascada del aeropuerto de Singapur.
Una cascada, el elemento más atractivo del aeropuerto de Singapur

Singapur es una ciudad que presume de tener jardines increíbles. Es muy fácil estar rodeado de zonas verdes pero, ¿y si la naturaleza estuviera presente dentro de un aeropuerto? Por muy imposible que pueda parecer, aquí es una realidad.

El aeropuerto Changui ha conseguido alzarse con el premio al mejor del mundo por séptimo año consecutivo. Pero desde ahora puede presumir también de contar en su interior con la cascada artificial más grande del mundo.

La cascada está situada en La Joya, una ampliación del aeropuerto realizada por el arquitecto Moshe Safdie. La caída de agua ha sido bautizada con el nombre de 'Rain Vortex', tiene unos 40 metros de altura y de sus turbinas caen casi 38.000 litros de agua de lluvia por minuto.

Otro de los atractivos de esta cascada es que tiene un juego de luces que, por las noches, ilumina el agua y hacen un espectáculo visual para que todos los visitantes y turistas que pasen por allí puedan disfrutar de esta función.