Tendencias

Navidad, época de compartir el amor alrededor de una buena mesa

Tendencias

Navidad, época de compartir el amor alrededor de una buena mesa

La navidad es una época entrañable, esperada por grandes y pequeños, momentos íntimos y felices para compartir con familiares y amigos, además de los regalos, tan esperados y deseados por todos.

Pero, aparte del reparto de juguetes, corbatas y libros, lo que prima en estas fechas es la gastronomía que aprovechamos para degustar con verdadero deleite, pues no suele ser la habitual a lo largo del año, las mesas vestidas de gala para la ocasión, los reencuentros y la situación de alegría generalizada, nos permite saborear aún más los deliciosos platos que prepararemos para estas ocasiones.

En España, la gastronomía navideña incluye buenas carnes, pescados y mariscos, chacinas ibéricas y para beber vinos de la tierra y cava o sidra para el brindis final. Por supuesto los postres son los protagonistas de excepción, con turrones, mazapanes, polvorones y mantecados, exclusivos de estas fechas.

Además de los días más señalados, la noche del 24 y el 31 de diciembre, en las que se suele cenar con la familia o con amigos muy íntimos, el resto de días del mes de diciembre se concentran numerosas comidas familiares y con amigos, así como cenas de empresa… es un mes si duda, dedicado al buen comer, al buen beber, y a celebrar un año más en la mejor compañía.

Las comidas fuera de casa

Mientras que para noche buena el lugar de celebración es íntimo, reuniéndose la familia en alguna casa anfitriona, y el 31 suele ser una celebración similar, a no ser que optemos por algún cotillón, para el resto de comidas con amigos, familiares o compañeros de trabajo se suele salir a comer o cenar a algún restaurante.

Son comidas especiales en las que los comensales salen dispuesto a darse un homenaje, y en este sentido los locales de hostelería deben estar a la altura de las circunstancias, ofreciendo solo productos de primera calidad, bien elaborados y presentados, y con un servicio en mesa exquisito, pues el ambiente es festivo y los camareros deben ser siempre agradables y atentos.

Para los restaurantes, tan importante es ofrecer un buen servicio como una materia prima excelente, pero no solo eso, sino que toda la maquinaria industrial de frío y la maquinaria industrial de calor, así como los utensilios que se utilicen para la elaboración de los platos y la vajilla y cubertería para servirlos deben estar en perfecto estado, pues cualquier fallo en estos elementos hace que no se consiga el objetivo final de conseguir clientes satisfechos.

De igual modo, los aparejos que los comensales vayan a utilizar deben estar impolutos. Para conservar toda la vajilla y el resto de utensilios en óptimas condiciones, los restaurantes necesitan asimismo de buenos electrodomésticos, especialmente lavavajillas industriales y lavautensilios de calidad y en buen estado de funcionamiento.

Los restaurantes más especializados en ofrecer este tipo de comidas suelen contar con buenos salones para poder atender grandes reuniones preparándose a conciencia para esta época del año, que es sin duda aquella en la hacen mejores cajas y que tiene que servir de manera optimizada la máximo para contrarrestar los peores meses, que en las zonas de interior suelen ser los meses de verano, esa época estival en la que la mayoría de la población se desplaza hasta la playa y busca los chiringuitos, barecitos y terracitas tan típicos para los meses de calor.

Qué no puede faltar en una mesa de navidad

Las mesas se visten de gala, como decíamos, y además de la buena compañía con quien compartir los platos, no pueden faltar una buena mantelería, al igual que cubiertos y copas para la ocasión. Unas velas o un pequeño centro de mesa también son detalles que se agradecen.

En cuanto a los alimentos, el marisco es protagonista, junto a quesos y chacinas, y el plato principal suele ser una buena carne asada, una paletilla de cordero lechal, un pavo o un cochinillo. Cuando se opta por el pescado, una caldereta de merluza y mariscos o una lubina al horno son perfectos. Hay quien opta por hacer un auténtico banquete en forma de mariscada, donde no pueden faltar centollos, bogavantes, cigalas, bocas… Para el postre, dulces típicos navideños.

En cuanto a las bebidas, una buena bodega navideña incluye vinos tintos, blancos y rosados, y siempre debe haber un toque espumoso para brindar, cava o champán y sidra. Para la sobremesa y para acompañar los dulces, algún licor o vino dulce y dada la ocasión, pensaremos también en las copas para largar la velada, así que deberemos tener un buen surtido de bebidas para preparar combinados o cocteles.

La navidad está a la vuelta de la esquina un año más, llamando a nuestra puerta, es hora de hacer balance acerca de lo vivido en 2018 y de prepararse para un nuevo comienzo en 2019, con nuevos propósitos y proyectos, con nuevas ilusiones. Es el momento de aprovechar al máximo para estar con la familia, de dar gracias a la vida por brindarnos tan buenos momentos, y de contagiarnos de la alegría y la inocencia de los más pequeños, que son sin duda alguna los auténticos reyes de la navidad, aquellos que llenan todo de magia e ilusión.

Y mientras todo eso ocurre, una mesa completa de productos sabrosos y de calidad, es del todo imprescindible.