La Región

TELEVISIÓN

La ourensana María y su risa contagiosa coronan Land Rober

El presentador Roberto Vilar y la producción del programa rehizo el juego de los Casquetes para ponerle cara a la ourensana que contagió al público su risa durante el anterior programa

Roberto Vilar con María y su marido.
Roberto Vilar con María y su marido.
La ourensana María y su risa contagiosa coronan Land Rober

El programa 147 de Land Rober será recordado por dos motivos. Por la despedida por las redes sociales de Xosé Touriñán del show que presenta Roberto Vilar y por ponerle cara a la ourensana María que en la anterior semana hizo reír a carcajadas a todo el público. La risa contagiosa ya tiene cara.

Tras el transcurso de diferente sketchs, Roberto Vilar habló con la pareja de la ourensana María poniéndole más intriga. "Acabou con todos os trankimazins para vir aquí. Fixeches algo que non lograra eu en dez anos. Nunca a vin rir tanto como a anterior semana", explicaba el hombre. 

Captura de pantalla 2019-01-25 a la(s) 01.48.45

El juego de los Casquetes salía a escena. Las mismas cuatro personas estuvieron en el plato de Land Rober para contestar a la pregunta A quién de las cuatro personas le regalaron por su cumpleaños una oveja? 

Nada más preguntar, María se empezó a reír y contestó en un habitáculo que la producción le había proporcionado. Acertó a la primera y se envalentonó cantando "Ese Rober eh, ese Rober eh" que continuaron los espectadores vitoreando al presentador.

María entró corriendo con los brazos en alto, saludó al público y saltó a abrazar a Roberto Vilar. "Había unha veciña que choraba ca risa escoitando o programa", confesaba la ourensana. Las llamadas se sucedieron durante toda la semana para avivar de nuevo la carcajada. 

Una risa que empezó a fraguarse, pero que Roberto Vilar cortó para evitar otro ataque masivo de risa contagiosa.