Tendencias

Seis razones para visitar Egipto al menos una vez en la vida

Tendencias

VIAJES

Seis razones para visitar Egipto al menos una vez en la vida

¡Tan solo imagínate yendo a echar un vistazo a las maravillosas pirámides, el grandioso Rio Nilo y el casi infinito desierto!

Hoy en día una gran cantidad de viajeros deciden hacer viajes a Egipto para cumplir uno de sus sueños o tachar de su lista de deseos pendientes. Seguramente para muchas personas esa primera visita se convertirá en un primer gran descubrimiento de Egipto, sin embargo, puedes tener por seguro que si vas, seguramente te quedes con las ganas de descubrir más y vuelvas a ese bello país. Por tal motivo, a continuación, te daremos 6 razones por las que debes visitar Egipto al menos una vez en tu vida.

1. Podrás conocer a un pueblo encantador y acogedor
Los habitantes de Egipto son una civilización agradable, acogedora y respetuosa, con este pueblo siempre tendrás detalles y buenas palabras aseguradas, además ellos se caracterizan por siempre anteponer la hospitalidad. Gran parte de la población egipcia te explicarán con gusto y orgullosos su historia, costumbres y que descienden de faraones y encantados te hablarán del Antiguo Egipto eterno de Oum Kalsoum y de Naghuib Mahfouz siempre en torno y disfrutando de una buena y deliciosa comida compuesta por sabrosos mezzé, deliciosos kebabs y jugosos meloukhia.

2. Podrás saber más de la historia de los coptos
Al hablar de Los coptos se hace referencia a los cristianos de Egipto, los cuales estan presentes en el país desde muchísimos años. Todos ellos están distribuidos por toda la región de Egipto, sin embargo, actualmente solo representan el 10 % de la población. Su antigua y grandiosa historia se ha escrito al cabo del pasar de los años en contacto con los egipcios, muy especialmente en el barrio de Misr al Qadima en El Cairo, en los inigualables y antiguos monasterios de Wadi Natrum, al sur de Alejandría, y en Santa Catalina, en el monte Sinaí.

3. Podrás ser el conquistador del desierto
Si tu sueño es viajar y conocer el desierto más grande del mundo, debes de seguir el ejemplo de Lawrence de Arabia, sin lugar a dudas a algunas les agrada más explorar la naturaleza inigualable, bella y esplendida del desierto occidental de Egipto, el cual abarca la zona comprendida desde el Nilo y el Mediterráneo hasta Sudán y Libia. No hay mejor explicación que decir que es un mar de arena que se extiende hasta el horizonte y para mayor asombro alberga 5 grandes oasis: Siouah, Bahariya, Farafra, Dakhla y Kharga, ¡ojo! No puedes olvidar las formaciones rocosas del desierto blanco.

4. No solo podrás cursar un mar de arena, sino que también podrás hacer un crucero por el Nilo si así lo deseas
¿El rio más largo del mundo? A esto hacemos referencia al gran Nilo egipcio el cual nace de la confluencia del Nilo Blanco, se sabe que su manantial forma un arroyo en las colinas de Burundi, y del Nilo Azul, los cuales proceden de las altas mesetas etíopes. Si quieres conocer al 100% este maravilloso rio, pues no hay duda que una de las mejores es hacer un crucero: una experiencia tan emocionante como romántica.

5. ¡No te olvides que también puedes hacer submarinismo en el mar Rojo!
Además de tener una grandiosa población, el rio más largo del mundo y un mar de arena, egipto también cuenta con una rica fauna y la flora en los arrecifes coralinos del mar Rojo, los cuales son un verdadero paraíso para los submarinistas. Allí podrás encontrar una gran cantidad de especies de peces, cada una mas peculiar que la anterior. Entre los peces más destacables se encuentran el pez ángel, pez loro, rescazas voladoras, peces payasos, entre otros.

6. Podrás ser un autentico explorador y descubrir los misterios del antiguo Egipto
Egipto, desde luego es una tierra con una grandiosa historia y un gran número de monumentos y obras declaradas Patrimonio de la Humanidad, los cuales atraen cada año a un sinfín de visitantes que buscan conocer, explorar y descubrir el pasado milenario de estas tierras. Te podemos asegurar que quedarás maravillado y sorprendido por la riqueza de los emplazamientos arqueológicos de Egipto.