Tendencias

¡Todos a bordo, zarpamos este otoño!

Tendencias

¡Todos a bordo, zarpamos este otoño!

¿Eres un asiduo de las aventuras por medio mundo? ¿Jamás has estado en uno y quieres saber qué se siente? Para viajeros empedernidos y gente que no lo es tanto, para amantes del mar, de las playas y también de las ciudades. La fiesta, el relax, la gastronomía... ¡los cruceros son para todos!

Visualízalo: el olor a salitre, la brisa suave, el vaivén de las olas. Una musiquita alegre de fondo mientras se pone el sol en el horizonte. Tú, disfrutando de todo este espectáculo con una copita de delicioso vino blanco en la mano. No nos digas que no te mueres de ganas.

Los cruceros son una excelente opción para todo aquel que quiera disfrutar de unas vacaciones inolvidables con todas las comodidades imaginables, al mismo tiempo que la organización del viaje está completamente preparada. Precisamente, esa es una de las mayores ventajas.

Una vez que los pasajeros suben al barco, ya no tienen que preocuparse de nada más. Se trata de dejar las maletas en el camerino asignado y empezar de inmediato a disfrutar de todo. Piscinas, parques acuáticos, solarium, bares, restaurantes, sala de juegos, casino, boutiques, cines, teatro, actividades dirigidas para grandes y pequeños, gimnasio, discoteca, salón de belleza y mucho más.

El barco se transforma en una auténtica ciudad con todo tipo de servicios a tu disposición. Lo más normal es que no te dé tiempo a probarlo todo, porque la oferta es variadísima. ¿Y al llegar a puerto? Ciudades encantadoras que conocer y con las que sorprenderse y enamorarse en cada parada.

Para aprovechar mucho mejor el tiempo, existen excursiones organizadas que puedes contratar. Se trata de una opción muy buena, porque compartirás el recorrido con las nuevas amistades que hayas hecho en el barco y además tendréis un servicio de guía incluido para vuestra comodidad.

Un crucero es la manera ideal de conocer varios destinos en un periodo de tiempo limitado. Si solamente tienes una semana o diez días libres, podrás visitar varios lugares, y lo más importante de todo: sin ningún estrés. Olvídate de los aviones, los taxis o los trenes. Tampoco tendrás que preocuparte de hacer check in en un montón de hoteles ni de cargar con pesadas maletas.

Tú decides, no tienes la obligación de bajarte en cada puerto al que arribe la embarcación. Si hay algún lugar que ya conoces de antemano y te quieres saltar, o simplemente estás demasiado cansado y prefieres disfrutar de los servicios de a bordo, la elección siempre será tuya.

Ahora en otoño comienza la mejor época para disfrutar viajando de esta manera y vivir unas vacaciones de auténtico ensueño. El tiempo continúa siendo suficientemente bueno y, además, se puede sacar mucho provecho a la falta de aglomeraciones.

Si no eres de esa clase de personas a las que les gusta hacer filas, esperar eternamente para cualquier cosa y pelearte para poder acceder a los sitios, estos son tus meses estrella. Todavía hay bastante ambiente y vida en los lugares costeros, sin llegar a tener sensación de agobio.

La temperatura es ideal. Se han ido los días de sudor y aire acondicionado al mínimo, pero el sol continuará acompañándonos para hacer de los días otoñales la época perfecta para deleitarse al aire libre sin pasar excesivo frío ni calor. ¡Simplemente se trata de una estación perfecta para viajar!

Otra de las ventajas más evidentes es la tremenda bajada de precios con respecto a los meses estivales. Se pueden encontrar auténticas gangas con las que en julio o en agosto ni siquiera podríamos soñar. Solamente es cuestión de estar pendiente de las ofertas que van apareciendo.

Piénsalo, los mismos servicios, menos gente con la que tener que disputarse el lugar y tarifas mucho más asequibles. Suena a plan inteligente, y todo a cambio de viajar solamente unas pocas semanas más tarde de lo que lo hace el resto de la humanidad. ¿Quién es más listo entonces?

Viéndolo así, estarás pensando que quién viaja el último viaja mejor, y es que razón no te falta. Mientras todos han vuelto al trabajo y están con las caras largas tratando de superar la ansiedad emocional de la vuelta al cole, tú puedes estar embarcado en una nave gigante repleta de emoción.

Los cruceros desde Barcelona no dejan de zarpar en todo el otoño. Se trata de viajes baratos, pero manteniendo exactamente la misma calidad que el resto del año. Para conocer a fondo el Mediterráneo, los diferentes cruceros desde Barcelona son una elección maravillosa.

Así que, si te han tocado vacaciones estos meses y llevas todo el verano envidiando a tus compañeros de trabajo, ahora puedes vivir tu momento de gloria. La experiencia no te dejará indiferente y podrás regresar a la oficina luciendo un moreno envidiable y una sonrisa de escándalo.